La audiencia inicial contra el mexicano Jobany Torres, acusadó por simulación de delito, fue fijada para próximo 27 de junio por el juez V local penal de Managua, doctor Walter William Barrios.

Durante la audiencia preliminar este lunes, el acusado pidió perdón al pueblo y gobierno se Nicaragua por haber movilizado a la nación entera.

El mexicano asumió en el acto la responsabilidad del delito cometido. Sin embargo, durante el procedimiento de control de legalidad fue desestimada por el judicial, debido a que Torres no se declaró sabido de la repercusión que tendría la admisión de los hechos.

Por consiguiente, el proceso continúa vigente y el mexicano deberá permanecer en prisión preventiva como medida cautelar, pues Torres Becerra no tiene lugar de estadía y su comportamiento generó incertidumbre de su paradero.

Becerra ingresó al territorio nacional vía aérea con el objetivo de realizar pasantías en la empresa minera Emco, en Bonanza, Región Autónoma del Caribe Norte (R.A.C.N).

El mexicano permaneció realizando sus pasantías entre el 11 de marzo y el 30 de mayo. El último día —de acuerdo a la fiscalía— tomó una mochila con cosas básicas y sin dar informe ni a la empresa ni a conocidos, decidió marcharse del hotel en el que se alojaba.

Su "desaparición" fue puesta en conocimiento el 31 de mayo por parte de la empresa.

De acuerdo a las averiguaciones de la Fiscalía, Jobany Torres Becerra, no habría logrado cumplir con todos los requisitos que demandaban las pasantías durante su estadía de tres meses en el país.

“Se presume que esa sea uno de los motivos también por los cuales él procedió a simular esta desaparición y a simular que en el país de Nicaragua no hay seguridad, lo cual no es cierto”, sostuvo la fiscal Guisell Borges.

Borges afirmó haberse reunido con Torres previamente y durante su encuentro este último le comunicó que nunca fue retenido en una celda y que presenta los ojos rojos producto de lesiones que él se infligiría a sí mismo con los puños.

“Ustedes se imaginan la angustia después de haber creado toda esta situación que ha generado un nivel de tensión a nivel nacional e internacional”, precisó.

A Torres se le fueron practicados exámenes toxicológicos que han descartado el consumo de sustancias alucinógenas.

De acuerdo al artículo 463 del Código Penal, el delito de simulación contempla una pena de entre de 100 a 200 días multa.