Un electricista fue sorprendido tras ver a un pony en el campo que, aparentemente, se encontraba muerto.

El hombre vio al animal tendido de espalda sobre el pasto, mientras una de sus patas se encontraba levantada, como si estuviera muerto. Tras lo anterior, el sujeto buscó al dueño del pony para alertarle sobre su fallecimiento.

Sin embargo, Mark N. Kelley, dueño del pequeño caballo llamado "Pinto", le informó que el comportamiento del animal es muy normal, ya que "se hace el muerto todo el tiempo".

Kelley comenzó a hablarle a Pinto para que se levantara, pero este decidió seguir descansando en el césped y solo rebuznó por algunos momentos.