Los abogados defensores de Pedro Joaquín Vanegas Martínez y Guillermo José Terán Caldera, presentaron a sus respectivos testigos en una nueva audiencia que se sigue a un total de 24 acusados y en el cual se han presentado un total de 58 testigos de parte de la Fiscalía y 19 de la defensa.

La primera persona en testificar ante la juez Adela Cardoza Bravo, del Juzgado II de Distrito Penal de Audiencias, fue el técnico y gerente de una empresa instaladora de antenas de telefonía celular y radiocomunicaciones, Jorge Eleazar Lagos Zapata, quien dijo conocer al acusado Pedro Joaquín Vanegas Martínez como trabajador de su empresa, desempeñándose en los puestos de conductor y ayudante en el montaje de dichas estructuras metálicas.

Lagos Zapata afirmó que trabajó durante mucho tiempo con Vanegas Martínez, y que la última fecha de trabajo fue para el mes de septiembre, entre el 11 y 26 de ese mes, en la instalación de una estructura en San Nicolás, departamento de Estelí, separándose de él a eso de las 4 de la tarde del día 26.

En las pruebas presentadas por la Fiscalía, Pedro Joaquín Vanegas Martínez fue filmado por los peritos policiales en una reunión que sostuvo con otros de los imputados por tráfico internacional de estupefacientes, lavado de dinero y crimen organizado, en la estación de servicio Esso On The Run de la rotonda Larreynaga.

Cabe destacar que Pedro Joaquín Vanegas Martínez es vinculado a la incautación de 77 mil 631 gramos de cocaína, los que fueron encontrados en casa de Isladier y/o Isabel Marcelino Reyes González, en su casa de habitación en Praderas de El Doral y en dicho allanamiento también se sigue proceso a José Dolores Díaz Sarmiento, Norlan Marcelino Reyes, Douglas Gerson Flores Ocón y Majorie del Carmen López Balladares.

La segunda persona en testificar fue Norma Medina, agente aduanera, gerente general y representante legal del Agencia Aduanera MEDISAN, quien ratificó que conocía a Guillermo José Terán Caldera desde el año 2006, a quien le brindó asesoría legal para la importación de motocicletas Harley Davidson así como accesorios y repuestos para dichos vehículos de dos ruedas.

Medina indicó que trabajó para Terán Caldera desde julio del año 2006, y que ha realizado la importación mensuales entre ellos stock de repuestos que oscilan cerca de los 2 mil dólares, y fue aumentando de manera gradual empezando con una moto mensual y de enero a marzo del presente año importó diez motos en total y otras declaraciones con accesorios. Y que anualmente importaba cerca de 80 y 100 motocicletas para Terán.

En el trabajo de las investigaciones policiales sobre los ingresos y egresos de Guillermo Terán, los agentes declararon ante la judicial que la empresa de Terán, Harley Davidson de Nicaragua S.A. no generaba ganancias y de acuerdo a los libros registrales la misma no llegó a vender más que una motocicleta.

El día jueves 20 de septiembre continuará la audiencia, en la cual los abogados defensores podrán presentar sus alegatos finales ante la juez Cardoza Bravo y la Fiscalía.