La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo Zambrana, aseguró que el Gobierno Sandinista está llevando acompañamiento solidario al departamento de Chinandega como parte del primer nivel de respuesta, luego del terremoto magnitud 6.3 del pasado jueves.

COMUNICACIÓN DE LA COMPAÑERA ROSARIO MURILLO:

Rosario destacó que se siguen registrando réplicas en Chinandega, y que muchos sismos han sido sentidos inclusive en todo el país.

La Compañera explicó que en un rango de 15 km alrededor del epicentro hay 32 comunidades, donde habitan 37 mil personas.

“Estas familias, estas personas, estas comunidades están viviendo momentos de incertidumbre, de temor, de ansiedad. Desde ayer están brigadas médicas desplazándose en Tonalá, Puerto Morazán, Ranchería, comunidades de Somotillo, acompañando a las familias y explicándoles que es normal estar asustados en momentos como estos", afirmó.

Rosario dijo que el Gobierno es solidario con estos sentimientos.

Indicó que este sábado estuvieron en la zona las autoridades locales y políticas de Chinandega recorriendo las comunidades. Igualmente estuvo el Procurador de la República, Hernán Estrada, quien es oriundo de Chinandega.

Por su parte, este domingo se desplazaron al lugar las ministras de Salud, de Educación, de Defensa y del Ambiente. Ahí también continúan los titulares del Sinapred y del Inifom, Guillermo González y Guiomar Irías.

"Estamos conversando con las familias, explicándoles que los niveles de respuesta frente a una situación como esta tienen que ver con la cuantía de los daños y tienen que ver también con los distintos momentos… son momentos, etapas. El primer nivel de respuesta está siendo cubierto para aquellas familias que tienen averías en los techos con el plástico negro, pues está lloviendo, ahorita está lloviendo torrencialmente me reporta la compañera Guiomar”, dijo, Rosario, destacando que a la misma vez se están llevando frazadas y kits de higiene personal.

Este domingo se ha desplazado una brigada de la Juventud Sandinista para hacer entrega de todos estos materiales.

Así mismo se continúa evaluando, validando y verificando los daños que han sufrido las viviendas.

Expresó que ya está el reporte de las escuelas, de tal forma que el Comandante Daniel orientó su inmediata reparación.

Indicó que este sábado se impartió clase aún en medio de los sismos en la modalidad de secundaria a distancia en el campo.

Manifestó que el Comandante está valorando si orienta que este lunes se reanuden las clases. Ello dependerá de la cantidad de sismos que ocurran y del estado de las escuelas. Sin embargo, subrayó que el Ministerio de Educación, señala que no hay daños graves en la infraestructura.

La Compañera reiteró que las familias de Chinandega pueden contar con el Comandante Daniel y el Gobierno Sandinista para enfrentar todos estos días y para ir buscando las respuestas necesarias en el momento oportuno. Dijo que mientras tanto hay que estar juntos y fortalecidos en solidaridad, y sobre todo entender las etapas en las que se maneja una situación como ésta, donde la vida es lo primero.

“Tengan la certeza que ahí estamos como hemos estado todos estos días unidos, unidos en los momentos críticos, unidos en la celebración. Ahí estamos, ahí estaremos, no hay duda sobre eso. Lo que tenemos que garantizar es que vayamos sobre todo recuperando tranquilidad, normalidad, nuestras rutinas cotidianas, y que el temor no se apodere de nosotros destructivamente, que el temor sirva para tomar todas las medidas de precaución para seguir enfrentando esta crisis sin víctimas mortales, Dios mediante”.

Recordó que todos hemos vivido y por tanto compartimos la situación que se vive en Chinandega.

Explicó igualmente que el Gobierno ampliará el número de brigadas médicas. Al respecto, indicó que este sábado se cubrieron más de 250 familias. De tal forma que con las nuevas brigadas se piensa cubrir las 32 comunidades y las 38 mil habitantes, lo cual representa entre 7 mil y 8 mil viviendas.

Rosario subrayó durante su mensaje que continúa lloviendo en gran parte del país, sin que se reporten grandes averías.