Mina Justice compartió la última comunicación que tuvo con su hijo durante la masacre ocurrida esta madrugada en una discoteca gay de Orlando, Florida, según publicó el Daily Mail.

El hombre de 30 años, identificado como Eddie Justice, le envió una serie de desagarradores mensajes de textos sobre el horror que vivió cuando comenzó la balacera que dejó 50 muertos y otras 53 personas heridas.

“Nos tiene. Está aquí con nosotros”, fueron los últimos mensajes que envió el hombre, quien se encontraba encerrado junto a otras personas en uno de los baños del local.

La mujer estaba desde tempranas horas de la mañana en las afueras del club esperando noticias sobre su hijo. Aún se desconoce la condición del joven.

Autoridades han dicho que sospechan que la fatal balacera se trate de un acto de terrorismo doméstico.

El pistolero, identificado como Omar Matten, murió en un intercambio de disparos con la Policía. El presidente Barack Obama pidió a las autoridades federales que cooperen con la pesquisa.