Consultas medicas con sus respectivos medicamentos y algunas recomendaciones a la población son algunos de los servicios brindados por las brigadas médicas que se han movilizado hasta las comunidades de Ranchería en el municipio de Chinandega y Puerto Morazán, en su recorrido por estas zonas donde desde la noche del jueves se han estado produciendo sismos tras la ocurrencia de un terremoto de magnitud 6.3 en la escala abierta de Richter.

El Gobierno Sandinista se mantiene vigilante y brinda acompañamiento constante a las familias de estas localidades, haciendo recorridos periódicos para verificar que no se presenten complicaciones a la salud de la población.