Con el objetivo de ampliar la oferta y crear mejores condiciones para los visitantes, el Gobierno Sandinista, a través de la Empresa Portuaria (EPN), se encuentra desarrollando la ampliación del puerto, lo cual contempla no solo la elevación del muelle que había quedado bajo el agua como consecuencia de los inviernos anteriores, sino también la construcción de cinco restaurantes, 34 ranchos típicos, un área de estacionamiento para 500 vehículos, jardines y un largo paseo a la orilla del lago Xolotlán.

Según el ingeniero Léster Quintero, gerente técnico de la EPN, en este proyectose ha trabajado día y noche, de tal manera se espera que esté listo para el próximo 30 de septiembre.

Quintero señaló que el puerto quedó pequeño para la gran afluencia de personas que llegan.

“Hay aproximadamente 30 mil personas que nos visitan (semanalmente). El puerto en la primera etapa nos quedó pequeño, no esperábamos que la población, tanto nacional como internacional, tuviera tanta asistencia. Hoy por hoy, se planificó la segunda etapa  y ustedes pueden ver la calidad de obra que hemos venido construyendo”, explicó.

Actualmente se está trabajando en lo que son los acabados y en la arborización de los espacios verdes. Para la próxima semana se tiene planificado dar inicio a lo que es la pintado del lugar.

Si bien, con esto se piensa suplir gran parte de la demanda, el objetivo es continuar ampliando el puerto.

“No vamos a detenernos. Siempre vamos a seguir esforzándonos bajo la dirección del Compañero Presidente construyendo una tercera etapa en los próximos años”, afirmó Quintero.