Nicaragua es la sede del Congreso Internacional para la Atención de Enfermedades en el Recién Nacido, en el que participan 250 especialistas en pediatría de diferentes partes del mundo, con el objetivo de capacitarse en temas relacionado al trato y las atenciones que debe recibir el niño una vez finalizado el parto.

“El encuentro nos va a permitir intercambiar experiencias y conocimientos entre los asistentes y conocer los saberes de los invitados internacionales con respecto a la salud del recién nacido y de alguna manera fortalecer nuestro modelo de salud. Nosotros mantenemos un sistema de vigilancia activa en el bebé en las diferentes unidades de salud y casas maternas”, destacó el doctor Enrique Beteta, del Minsa.

Inicia Primer Congreso Internacional para la Atención de Enfermedades en el Recién Nacido

Desde el Ministerio de Salud (MINSA) el Gobierno Sandinista ha venido trabajando en la reducción de la mortalidad infantil, para ello se desarrollan una serie de acciones que inician desde la atención brindada a la madre durante el embarazo.

“Estamos trabajando en la atención del binomio y en ese sentido hemos trabajado desde el modelo de salud familiar y comunitaria en las unidades de salud para evitar que la mujer se complique durante el parto, contamos con una vigilancia extrema que garantiza los exámenes a nuestras pacientes” añadió.

Inicia Primer Congreso Internacional para la Atención de Enfermedades en el Recién Nacido

El modelo se salud de nuestro país, goza del reconocimiento de especialistas de otros países, quienes destacan los avances alcanzados gracias al modelo de atención familiar y comunitaria que es impulsado por el Gobierno Sandinista.

“Nicaragua ha reflejado un avance en la atención hacia la madre y el recién nacido, lo cual se reconoce como una humanización que está en camino y que avanza muy bien” expresó Rossavo Rezzovico, Italia.

Inicia Primer Congreso Internacional para la Atención de Enfermedades en el Recién Nacido

“La iniciativa de intercambiar experiencias es muy importante ya que los recién nacidos son muy vulnerables y es bueno capacitar a los profesionales de la salud en la detección temprana de las enfermedades ya que garantiza la vida de los bebés pues se les puede brindar una atención oportuna y de esta manera disminuir la mortalidad infantil” finalizó Raúl Fernández.