La preparación oportuna del personal médico de las unidades de salud de todo el país, así como la creación de planes especiales para enfrentar situaciones de desastres naturales permitió que durante el sismo registrado la noche del jueves, se desarrollase una evacuación oportuna en los hospitales de gran parte del territorio nacional, acción que resguardó la vida de los pacientes.

“En todo el país funcionaron los planes de aviso, de manera inmediata se instalaron los puestos de mando en las unidades de salud y se procedió a la clasificación de los pacientes según su condición y de esta manera poderlos evacuar ante la emergencia. Se procedió al reforzamiento de los turnos en los hospitales y centros de salud y no se nos reportó mayor incidencias” manifestó el doctor Carlos Sáenz.

En cuanto a la situación presentada en el departamento de Chinandega, lugar donde se originó el sismo, resultaron afectados dos de los cinco quirófanos debido a problemas menores en el sistema de agua, sin embargo ya fueron reparados. Así mismo en el hospital de Nueva Segovia se profundizaron algunas grietas con las que ya contaba la unidad lo cual generó la movilización de los pacientes a sitios más seguros.

“Lo importante es que los resultados de los simulacros han brindado buenos resultados, actuando con la inmediatez necesaria, evidenciando que contamos con las condiciones necesarias y el respaldo de nuestro personal de salud, así como el buen funcionamiento de nuestro sistema de salud expresó.

En el municipio de Somotillo se reportan algunos lesionados leves producto del nerviosismo por ello los médicos instan a la población a mantener la calma ante las eventualidades provocadas por fenómenos naturales.