El Ministerio de Salud (MINSA) y las más de 400 familias de la Colonia Miguel Gutiérrez, han redoblado esfuerzos para evitar y eliminar criaderos de mosquitos, ya que en el periodo lluvioso las probabilidades de creación de los mismos aumenta, dado que el agua de lluvia se acumula en espacios no convencionales como recipientes ubicados en los patios de las viviendas.

Cada siete días las brigadas del MINSA realizan un recorrido casa a casa para inspeccionarlas y hacer efectivo el proceso de fumigación, lo que está permitiendo que dicho sector de la capital no cuente con casos positivos de enfermedades provocadas por los mosquitos.

“Con las lluvias se incrementan los depósitos en las casas, por ello tenemos que trabajar más de cara a que en nuestras casas se elimine todo aquello que pueda acumular agua de las lluvias y no darle pauta al zancudo para que logre desarrollarse. La fumigación es parte de nuestra lucha anti epidémica pero lo fundamental es evitar que los huevecillos proliferen en los recipientes con agua” refirió el Doctor Benito Flores, Director del Centro de Salud Silvia Ferrufino.

Una de las habitantes de la Colonia Miguel Gutiérrez es Doña Socorro García, ella al igual que sus vecinos cada semana están a la espera de las brigadistas del Minsa con quienes han venido trabajando a lo largo de los últimos meses, de cara a mantener su comunidad sana.

“Con la fumigación se eliminan bastantes a los zancudos pero cada uno de nosotros hemos entendido que lo más importante es tener nuestras casas limpias, pues si nos descuidamos estamos dando espacio a que el mosquito haga su criadero y es ahí cuando estamos poniendo en peligro la vida de todos” refirió.

“El llamado es a todos los vecinos a que sigamos unidos trabajando en función de nuestro bienestar ya que es responsabilidad del pueblo y no solo del gobierno garantizar nuestra salud y la de los otros vecinos de los barrios aledaños pues el mosquito viaja largas distancias” finalizó.