El experto en Derecho Constitucional Fanor Avendaño, calificó la sentencia que resuelve la litis interna del PLI, como una resolución que cumple las normas y procedimiento elementales del derecho constitucional y del derecho político.

“Es una sentencia del derecho político apegado a estrictos procedimientos legales, así la podría definir yo como constitucionalista”, aseguró Avendaño, añadiendo que aunque la sentencia no es del agrado de Montealegre y su grupito, debe ser acatada porque está apegada a Derecho.

Avendaño considera que en los transcursos de los días, Montealegre y su grupo que fueron calificados como usurpadores por los miembros históricos del PLI, tendrán que reconocer la sentencia y deponer las actitudes de violencia.

“Esperamos que el proceso político nicaragüense no se vea traumado por acciones irresponsables”, indicó Avendaño.

Puntualizó que además de la historia y la legalidad, la victoria jurídica obtenida por los miembros históricos del PLI obedece a los planteamientos hechos por Pedro Reyes.

“Él fue el que ganó y hasta ahí está, más que la historia el análisis jurídico, la gestión y la calidad para argumentar que él tenía la razón, la Corte Suprema de Justicia simple y sencillamente se ajusta al derecho pedido, los abogados, los planteamientos de Pedro Reyes le gana a los planteamientos de los otros, la Corte no gana el caso, lo gana Pedro Reyes”, puntualizó Avendaño.