El pronto actuar de las autoridades del Ministerio de Salud (Minsa) ha permitido reducir en un 30% los casos positivos de Dengue, Zika y Chikungunya, esto como resultado de la fumigación domiciliar desarrollada en el barrio Enrique Gutiérrez ubicado en el distrito V de Managua.

Actualmente se desarrolla la semana 23 del ciclo de fumigación, lo que ha permitido que en las viviendas del sector se reduzca la presencia de mosquitos, principal causante de las enfermedades antes mencionadas.

El doctor Lester López, Director del Centro de Salud Carlos Rugama destacó el impacto positivo que trae consigo la fumigación y limpieza de los hogares de cara a la prevención de enfermedades, sobre todo en el periodo de invierno, tiempo en el que producen más criaderos debido a la acumulación de agua en patios y predios baldíos.

“Estamos atendiendo 743 viviendas en las 16 manzanas que contempla el barrio y que gracias a las acciones de prevención y eliminación de criaderos hemos logrado reducir los casos positivos de Dengue, Zika y Chikungunya en este barrio. La población cada vez se suma de manera intensa a las labores de limpieza de su comunidad para evitar más enfermedades” destacó.

Las conductas responsables de los pobladores del barrio Enrique Gutiérrez cada vez son mayores, pues han reflexionado acerca de la importancia de la prevención de enfermedades y del impacto que trae consigo permitir que los brigadistas de salud desarrollen las labores de fumigación.

“Es un gran apoyo el que nos brindan con la fumigación de nuestras casas porque se eliminan los zancudos y las enfermedades. Desde que atienden los barrios se ha notado el cambio, ahora los vecinos están más consientes, limpian más a menudo sus casas y no se interponen en el trabajo del Minsa” refirió Irma Pérez.

“Gracias a Dios contamos con un gobierno de buenas voluntades y ha venido trabajando junto a nosotros en la eliminación de los mosquitos, así mismo los habitantes de este barrio hemos asumido la responsabilidad de mantener limpias nuestras casas ya que es ahí donde más proliferan las enfermedades” finalizó Catalina Argüello.