El ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, informó que hay progresos sustantivos en las discusiones, con vistas a someter el tema al análisis y la aprobación del Parlamento en octubre próximo.

Según el funcionario, las anteriores modificaciones en materia fiscal, alcanzadas en 2009 mediante acuerdos entre Ejecutivo, empresarios y trabajadores, exhiben buenos resultados por el incremento de recursos disponibles para el gasto social.

También proporcionaron mucha estabilidad a las relaciones entre empresarios, trabajadores y Ejecutivo, lo cual el ministro calificó como una fortaleza del país, a cuenta de la política económica trazada por el presidente Daniel Ortega.

Con vistas a la nueva concertación tributaria, distinguió la necesidad de revisar las exoneraciones, aunque en ese sentido no habrá impactos en 2013 y 2014, aclaró el ministro en declaraciones por el canal 4 de la televisión.

Acosta ratificó la voluntad de buscar cargas impositivas equilibradas, capaces de estimular la producción nacional, proteger a pequeños negocios que generan la mayor cantidad de empleos a escala nacional y dotar al Presupuesto de más recursos.

De acuerdo con las discusiones en curso, la modernización del sistema tributario debe contribuir al crecimiento económico, la competitividad de los distintos sectores productivos, apoyar el financiamiento de la infraestructura productiva y el gasto para reducir la pobreza.

El titular de Hacienda y Crédito Público también refirió la voluntad de corregir distorsiones en la fijación de cargas tributarias y de mejorar la fiscalización a fin de evitar evasiones fiscales.

Para el Ministro, una de las cuestiones más importantes en este debate es la construcción del consenso con la participación de cámaras empresariales, centrales sindicales y gobierno.