La Fiscalía ha remitido este lunes al juzgado número cinco de la Audiencia Nacional el escrito por el que pide juzgar el caso de la supuesta estafa al fondo brasileño DIS, que poseía el 40 por ciento de los derechos federativos del jugador del FC Barcelona Neymar, con el fichaje del brasileño por el club catalán.

Según ha adelantado la Cadena SER, el fiscal considera que una vez practicadas todas las diligencias de investigación, deben sentarse en el banquillo Neymar, su padre, su madre, los ex presidentes del Barça y Santos Sandro Rosell y Odilio Rodrigues, y también el FC Barcelona, el Santos y la empresa de los padres de Neymar, N&N.

A Neymar y a su padre, la fiscalía les atribuye un delito de corrupción en los negocios de los artículos 286 bis y 288 del código penal, que llevan aparejadas penas de cárcel de entre seis meses y dos años, así como multas considerables. De los mismos delitos son acusados el Barça y su expresidente Sandro Rosell, a quienes además la Fiscalía les atribuye un delito de estafa impropia. Por este último delito también son acusados El Santos FC y su expresidente Odilio Rodrigues. La Fiscalía solicita el archivo de la causa respecto al actual presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu.

La Fiscalía propone juzgar al futbolista Neymar por corrupción porque a espaldas del fondo brasileño que tenía sus derechos federativos, firmó en 2011 con el Barça los contratos que le ataban a este club, “alterando de esta manera el libre mercado del fichaje de futbolistas y perjudicando también al fondo DIS, que se vio privado de la posibilidad de que el jugador entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia y pudiera obtener una mayor cantidad económica con el traspaso”, según la Fiscalía.