Snapchat es una aplicación para móviles que está creciendo rápidamente. Tiene alrededor de 200 millones de usuarios mensuales activos en el mundo; la mayoría de ellos son miembros de la generación Z (nacidos después del año 2000) o Millennials (jóvenes de hasta 35 años).

En los Estados Unidos ya es más popular que Instagram y es considerada como una de las mayores apps sociales, solo detrás de Facebook, Twitter y WhatsApp.

La particularidad de este servicio es que permite el envío de snaps (fotografías o videos) que son eliminados después de cierto tiempo. El lapso es elegido por el usuario emisor quien determina si el receptor podrá ver el mensaje durante uno y hasta 10 segundos. Después de transcurrido ese tiempo, el contenido se elimina automáticamente y de manera definitiva.

Snapchat incorpora la función “Lenses” que utiliza reconocimiento facial para añadir deformaciones o filtros a selfies. Particularmente, las opciones para “vomitar arcoíris”, intercambiar rostros y poner orejas y otras características de animales en la imagen del rostro del usuario están entre las más utilizadas.

Ventajas

Snapchat: Eliminación de datos enviados desde uno hasta 10 segundos de duración.

Facebook: Permite ver todo tipo de contenido multimedia dentro de la misma plataforma.

WhatsApp: Inmediatez del mensaje, envío de archivos con cifrado total de datos.

Twitter: La comunicación entre seguidores y seguidos permite ver en tiempo real lo que comparten.

Instagram: Espacio muy visual. La calidad de la imagen tomada no baja al compartir en su red.

Desventajas

Snapchat: Se puede enviar contenido inapropiado que es difícil de controlar o regular.

Facebook: Exceso de publicidad en las publicaciones. Spam en los muros de los usuarios.

WhatsApp: Si bloqueas a una persona, esta puede seguir viendo tu foto y tu estatus

Twitter: Para poder ver links, a veces es necesario ingresar a portales de dudosa procedencia.

Instagram: Las fotos subidas no se pueden organizar por categorías y el consumo de datos puede ser elevado.