Buscando a Dory se estrena el 22 de junio y, si hacemos caso a las previsiones, la secuela de Disney y Pixar de su éxito Buscando a Nemo (2003) podría convertirse en el mejor estreno de su historia. Los expertos auguran una apertura situada entre los 115 millones y los 120 millones de dólares, frente a los 70 millones que consiguió la primera parte. La pregunta es: ¿Se le olvidará a Dory semejante éxito?

"Va a ser gigantesco", explica Shawn Robbins, analista de BoxOffice.com. Si se cumplen las expectativas, Disney seguiría en pleno rendimiento después de superar los 4.000 millones de dólares en la taquilla gracias a estrenos como Capitán América: Civil War, Zootrópolis y El libro de la selva en acción real. Pero también es una buena noticia para los cines, cuyos beneficios están descendiendo este año después de que Civil War y X-Men: Apocalipsis no hayan conseguido igualar los datos de 2015 con Vengadores: La era de Ultrón, Dando la nota: Aún más alto y Mad Max: Furia en la carretera.

Sin mucha competencia

Si la película dirigida por Andrew Stanton (WALL·E. Batallón de limpieza) abre con 115 millones, la segunda parte protagonizada por el olvidadizo pez cirujano -con voz de Ellen DeGeneres en la versión original y de Anabel Alonso en la española- superaría los inicios de Toy Story 3 (110,3 millones). De hecho, Buscando a Nemo recaudó en 2003 380 millones a nivel doméstico y más de 936 en todo el mundo. Además, Mi amigo el gigante -también infantil- no se estrena hasta dos semanas después en EE.UU. Todo buenas señales. "Hay muchas ganas", comenta Erik Handler de MKM Partners en Variety. "No hay demasiadas películas para niños. Así que espero grandes cosas". ¿Tienes ganas de verla?

En la continuación, Dory, la simpática pez azul con serios problemas de memoria, es la absoluta protagonista. En su nueva vida en el arrecife con Marlin y Nemo, a Dory le llegan repentinamente destellos de su infancia con sus padres. Entonces decidirá emprender un viaje en busca de sus seres queridos. ¿El problema? Pues que la corta memoria de Dory no facilitará mucho la investigación...