Productores de granos básicos y vendedores de fruta del municipio El Crucero, aseguraron estar muy entusiasmado con el establecimiento de la temporada del invierno, porque les permitirá obtener buenas cosechas en la siembra de primera.

"El invierno está bueno, hay mucha agua, pero el invierno es una bendición después de dos años de sequía, yo ya sembré media manzana de frijol y voy a sacar como 15 quintales", declaró el pequeño productor José Manuel Pérez.

La señora María Auxiliadora Obando que ayuda a su marido a sembrar maíz y frijoles en manzana y media de tierras, aseguró que las lluvias del pasado fin de semana ayudaran a que el plantío florezca para cosechar hermosas mazorcas.

“El invierno ha venido buenísimo para las cosechas, vamos a tener que comer, los inviernos pasados han sido malos, así que tenemos la fe en Dios que vamos a tener que comer gracias al invierno que está pintando fabuloso y recomiendo a los productores sembrar porque con este invierno vamos a tener buenas cosechas”.

En tanto María Granados vendedora de frutas, señaló que están logrando buenas ventas debido a que hay bastante producto y los precios están accesibles.

"Hay buena producción de frutas y estamos vendiendo bastante, ha llovido bastante pero no se ha dejado de vender gracias a Dios, ahorita con el invierno hay bastante frutas en el mercado, entonces así podemos ofrecer más y al cliente eso le llama la atención", destacó Granados.

Reconoció que con las últimas lluvias los diferentes ojos de aguas en El Crucero han recuperado su caudal, lo que permitirá cosechar agua para regar los plantíos en el verano.

“Ya se están comenzando a sembrar maíz, frijoles, hortalizas, eso ayuda a todos nosotros, porque tenemos más productos para vender. La piña, la pitahaya la están sembrando bastante en El Crucero”, comentó Granados.

En el negocio de esta compañera vendedora de frutas se podía apreciar bananos, guanábanas, piñas, pitahayas, mamones, manzanas, mangos, naranjas, entre muchas frutas más.