Tres veces por semana los camiones recolectores de basura, de la comuna capitalina, recorren el barrio Pablo Ubeda para hacer efectivo el retiro de los desperdicios domiciliares y, de esta manera abonar a la lucha en contra de las enfermedades.

La Dirección de Limpieza Pública de la Alcaldía de Managua cuenta con 25 rutas de limpieza en el Distrito, evitando la creación de botaderos ilegales, acumulación de residuos en las casas y por ende los criaderos de ratas, mosquitos y otros vectores que generan múltiples enfermedades.

“Continuamos con las jornadas permanentes de limpieza en nuestro municipio, llevando a cabo el circuito de limpieza ya trazado. Lo importante es que las familias se unan a nosotros a mantener nuestro ambiente limpio, sacando la basura los días que corresponde en recipientes tapados para evitar que los desperdicios se rieguen en la calle y de esta manera evitar las enfermedades” refirió Reina Rueda, Secretaria del Consejo Municipal.

Uno de los grandes logros en las comunidades es la separación de los desechos, acción que desde el hogar están llevando las familias, dando lugar a que el proceso de recolección sea más ágil, seguro e higiénico.

“Las familias ya están trabajando en la separación de la basura, depositando los desechos orgánicos e inorgánicos en recipientes distintos, para nosotros es un gran avance de la gran campaña que hemos venido ejecutando desde hace tiempo atrás, recordemos que acciones de este tipo abonan a un mejor trabajo en la planta de tratamiento de basura” expresó Eliezer López, Director de Limpieza Pública.

En cuanto a la participación de las familias en la lucha en contra de la basura, afirman que es deber de todos recolectarla, depositarla en recipientes y sacarla los días que el camión recolector pasa por sus comunidades.

“Nuestra responsabilidad finaliza una vez que el camión se llevó la basura, sin embargo cada uno de nosotros estamos en la obligación de tenerla lista para que los muchachos de la alcaldía hagan su trabajo” destacó Rosaura Martínez.

“Muchas veces la gente introduce en los sacos cualquier tipo de basura y no lo veo correcto porque es necesario separar las botellas y el papel de los residuos de comida y hojas de los árboles. Debemos de tomar conciencia y preocuparnos por ser más aseados” finalizó Rodrigo Araica.