En el Hospital Manuel de Jesús Rivera "La Mascota" se realizará una nueva jornada de cirugías a corazón abierto, en la cual otros diez niños serán operados para sanar sus cardiopatías.

La jornada de amor para con los niños y niñas nicaragüenses, será ejecutada por una diversidad de cirujanos norteamericanos, chilenos, argentinos y de otras naciones, en alianza con médicos nacionales, que se han venido profesionalizando en este tipo de cirugías muy complejas.

De acuerdo al doctor Gerardo Mejía, coordinador de la brigada Cirujanos de la Esperanza en Nicaragua, entre lunes a viernes se realizarán 10 cirugías; 2 cada día.

“Dado la gran necesidad que tenemos en el país y la preocupación del Gobierno y del Ministerio de Salud de dar respuesta a los problemas congénitos, cardiacos en nuestros niños y en colaboración con la organización de Cirujanos de la Esperanza de los Estados Unidos, hemos estado organizando estas misiones (…) con diferentes voluntarios con mucha experiencia”, señaló Mejía.

El doctor Rodrigo Soto, cirujano coordinador de esta brigada internacional, manifestó que ha logrado comprobar que Nicaragua ha mejorado mucho, tanto económicamente, como en materia de salud, pues es la primera visita la hizo en el 2002.

Una muestra de eso, aseguró, es el Centro Cardiológico Nacional Infantil que se construyó recientemente en este hospital, un esfuerzo combinado entre el gobierno y países amigos que han contribuido para su realización.

“Claramente nada de esto pudo haberse hecho sin la ayuda de la administración del hospital y del gobierno, por lo tanto es un avance tremendamente positivo que va a repercutir en la salud de los niños, va a reducir la mortalidad infantil, mortalidad de niños de bajos cinco años, que son parámetros que se miden para ver qué tan eficiente es la salud en los países”, señaló Soto.

Esta es la tercera de seis jornadas de cirugías a corazón abierto que están programadas en este 2016. Desde enero a la fecha han sido operados 71 infantes entre recién nacidos y los diez años.

“Agradecemos a Dios por la oportunidad que nos están brindando, que viene esta brigada de varios países que han hecho un sacrificio para estar aquí con nosotros haciendo la operación a corazón abierto a nuestros niños y a todo el gobierno que ha aportado la amistad con otros países, estamos gozosos porque hay una preocupación no solo para la niñez, también para los adultos mayores, es muy bueno los avances que se han tenido con este gobierno”, dijo Roberto Marenco que andaba con su hija de apenas tres meses de edad, la que sería operada en esta jornada médica.