El Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega Saavedra, rindió homenaje este sábado a la leyenda del boxeo mundial, Muhammad Alí, quien falleciera el día viernes a los 74 años.

Daniel destacó que Muhammad Alí es un héroe del deporte que durante su vida luchó contra el racismo.

Dijo que tuvo un “alma noble" y "que sufrió los escarnios del racismo allá en Los Estados Unidos”, destacando además su valor al negarse a ir a Vietnam cuando lo quisieron enviar a esa guerra.

El Comandante señaló que en esa época los negros sí contaban para ir a la guerra, tal como ahora cuentan los latinos para ir a Irak o Afganistán a cambio de la residencia en caso de regresar con vida.

“Pero Muhammad Alí tuvo la dignidad siendo campeón del mundo, exponiéndose a la pérdida en millones de dólares en ganancias. Dijo: ‘yo no voy a pelear contra los hermanos vietnamitas´. Y no fue. Y entonces lo sancionaron, lo penaron, le impusieron una pena de hasta cinco, diez años y le quitaron la corona por no ir a derramar la sangre de los hermanos vietnamitas”, lamentó el Comandante, durante el Congreso Sandinista Nacional.

Daniel señaló que aunque a Muhammad Alí no le faltaba valor para ir a combatir, en él primaban los principios y la dignidad.

“Él sabía y conocía de lo que es el racismo en los Estados Unidos porque él mismo lo había sufrido, porque entonces cuando él era un niño todavía estaba el racismo legalizado en los Estados Unidos. Había escuela para niños negros y escuela para niños blancos; había incluso aceras donde si había un blanco, el negro estaba obligado a apartarse; buses donde el negro iba para el fondo y los blancos iban para adelante, centros de esparcimiento, centros de diversión donde no dejaban entrar a un negro o a una negra”, recodó el mandatario.