Los temporales de lluvias que afectan Europa en los últimos días han provocado que el río Sena, en Francia, creciera hasta superar los 6 metros de su nivel de referencia, mientras que en varias regiones alemanas han causado al menos 11 muertes y 3 personas desaparecidas, además de daños multimillonarios.

En París, el museo del Louvre fue cerrado para proteger sus obras. El Sena que atraviesa la capital francesa se espera que crezca aún más. Se trata de su mayor crecida en tres décadas.

París se vio obligada a suspender la línea de trenes que corre paralela al río, y a alertar a la gente que no se acerque a las zonas cercanas al cauce.

"Se tratará más bien de un estancamiento que de un máximo, pues este alto nivel permanecerá relativamente estable durante todo el fin de semana antes de iniciar la decrecida", informó el ministerio en un comunicado.

Tras el cierre del Louvre, las autoridades también decidieron por las mismas razones cerrar el museo de Orsay, situado también a orillas del Sena. El centro de exposiciones del Grand Palais y el Palais de la Découverte tampoco abrirán al público por un tiempo indefinido.

El servicio meteorológico de Francia dio varias alertas por inundación en dos departamentos de la región de París: Loiret y Seine-et-Marne. Ocho provincias más, incluyendo tres en la frontera con Alemania, enfrentan también riesgo de anegarse.

Torrenciales de viento y lluvia han dejado 11 muertes en Alemania

Las autoridades han registrado varias regiones alemanas afectadas, con un saldo de al menos 11 muertos y daños de cientos de millones de euros en varios lugares del país, según cálculos provisionales.

De acuerdo con los servicios metereológicos, en las últimas horas las lluvias bajaron su intensidad, pero el peligro de fuertes tormentas sigue vigente.

El pasado fin de semana el temporal dejó cuatro muertos en el Baden-Württemberg (suroeste del país) y graves destrozos tanto en ese estado federado como en Baviera (sureste).

Según la Asociación de Aseguradoras Alemania el costo de los daños producidos por la primera ola del temporal en Baden-Württemberg se estima en 450 millones de euros.

Residentes en el límite alemán con Austria tuvieron que subir a los techos de sus casas para ser rescatados por helicópteros. La corriente de agua arrastró autos, árboles y muebles de las casas.

El fin del temporal, según el Servicio de Metereología Alemán (DWD), no se producirá antes de comienzos de la próxima semana.

Bélgica en alerta

En algunas zonas de Bélgica (Amberes, Limburgo y Lieja), donde el temporal ha dejado un muerto, ha llovido en 24 horas el equivalente a un mes y medio de lluvias, según el Instituto Real Meteorológico (IRM).

Un hombre de sesenta años fue hallado sin vida en la provincia belga deLuxemburgo, tras ser arrastrado el jueves por las inundaciones causadas por el temporal que azota el norte y centro de Europa.

En la ciudad flamenca de Roulers (oeste), los bomberos recibieron entre mil y mil 300 llamadas debido a inundaciones en sótanos, señaló la agencia de prensa Belga.