El portavoz del movimiento, Mark Brey, aseguró a los medios que “como ya dijimos otras veces, todavía hay Ocupa Wall Street para rato y vamos a seguir aquí hasta que se cumplan las demandas del 99 por ciento”.

Los simpatizantes de Ocupa Wall Street se concentraron este sábado frente a un hotel, donde tenía lugar un acto de recaudación de fondos para el candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos (EE.UU.), Mitt Romney, “para denunciar el dinero sucio en la política”.

Con el lema “todos los caminos llevan a Wall Street", los activistas celebrarán en los próximos tres días asambleas populares, conciertos y una protesta frente a la sede de la bolsa de Nueva York y una concentración final en la plaza Zuccotti.

Está previsto que este domingo se reúnan en la plaza Washington Square Park, cerca de la Universidad de Nueva York (NYU), con las primeras asambleas temáticas y sesiones para preparar las actividades del lunes.

El lunes 17 de septiembre se reunirán a las 12H00 locales (14H00 GMT) en la plaza Zuccotti, el lugar donde acamparon por primera vez hace un año y del que fueron desalojados por la policía dos meses más tarde.

De acuerdo con Brey, “esperamos reunir en asamblea a líderes sindicales, trabajadores, expertos en economía, miembros de la comunidad y estudiantes para que vuelva a alzarse nuestra voz en la plaza de la Libertad”.

Ocupa Wall Street advirtió que “pese a un alcalde millonario y la Policía de Nueva York”, seguirán haciendo frente “al 1 por ciento” un año después de haber sufrido “miles de arrestos”. Esperan jornadas de solidaridad en decenas de ciudades estadounidenses.

El movimiento empezó a tomar las calles del sur de Nueva York para protestar “por la avaricia y los excesos” en Wall Street.