Más de 200 representantes gubernamentales de 70 naciones se dieron cita del 01 al 02 de junio de 2016 en la ciudad de Viena para participar en la Conferencia Mundial "Hacia una infancia libre de castigo corporal", cuyo objetivo principal fue servir de inspiración para colaborar de forma conjunta en la construcción de un mundo donde el respeto por la dignidad humana de los niños (a) sea la norma y no la excepción.

El evento fue inagurado por la Dra. Sophie Karmasin, Ministra Federal para la Familia y Juventud de Austria, quién hizo hincapié en que "La violencia no debe ser jamás parte de la educación y debe rechazarse categóricamente." Como invitada de honor del gobierno austríaco, estuvo presente Su Majestad Silvia Renate Sommerlath, Reina consorte de Suecia desde 1976. "Tengo grandes esperanzas de que en esta Conferencia podamos dar algunos pasos que nos acerquen a la meta de terminar con la violencia.", dijo la reina durante su discurso. También asistió la Presidenta de Malta, Sra. Marie-Louise Coleiro Preca, quien abogó por el respeto a los derechos de los niños, niñas y adolecentes y una sociedad digna para la infancia. Malta será el país anfitrión de la próxima Conferencia Mundial en el 2018.

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional estuvo representado por la Cra. Karla Beteta, Embajadora de Nicaragua en Alemania, quien destacó que en nuestro modelo de Fe, Familia y Comunidad las niñas, niños y adolescentes son sujetos de derecho y protagonistas. Asímismo se refirió al cuerpo jurídico y a los instrumentos normativos, que brindan protección especial a la infancia y adolescencia y prohíben el castigo físico o cualquier otro tipo de trato humillante. Enfatizó que además de contar con leyes completas e integrales con un espíritu e interés superior de proteger el desarrollo y fortalecimiento de las familias nicaragüense, nuestros logros se basan en el proyecto Cristiano, Socialista y Solidario impulsado por el Cro. Presidente Daniel Ortega Saavedra. Compartió con la audiencia cómo promovemos los valores y el trato respetuoso, cariñosos y amoroso entre todos los integrantes de la familia, en comunidad, desde los padres hasta educadores, casas maternas, CDI, Centros y Unidades de Salud; hasta los jóvenes de la Promotoría Solidaria que acompañan este hermoso proyecto en visitas casa a casa por todo el país.

Finalmente reiteró la voluntad política de nuestro gobierno de trabajar arduamente y convocados a cuidar juntos la convivencia en nuestros hogares, familias y comunidades para que prevalezca la cultura nicaragüense de respeto, solidaridad, de alegría por Vivir en Paz.

En el marco de la Conferencia se firmó una resolución que hace un llamado a todos los países del mundo a garantizar por medios de sus legislaciones una educación libre de todo tipo de violencia contra los niños (a).