El presidente de la República, Nicolás Maduro, encabezó este miércoles un acto con los jóvenes desde el Palacio de Miraflores, en donde hizo una convocatoria a todo el país, a declararse en campaña permanente contra “la injerencia en Venezuela”.

Asimismo, calificó al presidente del Parlamento Nacional, Henry Ramos Allup, de apátrida: “Si por esta petición del apátrida de Ramos Allup, lograran intervenir a Venezuela, nos tocaría iniciar una resistencia histórica que nos llevaría a una batalla hasta la victoria final”.

Además hizo un llamado a los entes regulares y a toda la juventud a “articular una revolución educativa en los liceos sobre los valores prácticos”.

También solicitó la inclusión de todos los centros educativos del país a formar parte de la agricultura urbana: “Debemos integrar todo el poder de la revolución productiva”.

“Tenemos que profundizar la lucha contra los antivalores consumistas y violentos del capitalismo, es la segunda gran tarea de la juventud”, dijo Maduro.

Esta marcha se llevó a cabo desde tempranas horas, la cual tuvo como finalidad, pronunciarse ante la activación de la carta democrática, a través de la Organización de Estados Americanos (OEA), tras ser solicitada por el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup.