Una multitudinaria concentración de salvadoreños encabezada por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) celebró hoy el segundo año de gestión del presidente, Salvador Sánchez Cerén.

A la salida de la Asamblea Legislativa, miles de personas esperaron al mandatario, quien rindió su informe ante los diputados donde destacó los avances en las áreas de seguridad, educación, economía, salud entre otras.

"El Salvador avanza, El presidente cumple, Vamos por el rumbo correcto", eran algunos de los carteles que portaban participantes en este festejo que por vez primera se produce tras la rendición de cuentas de un mandatario salvadoreño.

El jefe de Estado, quien es uno de los líderes históricos del FMLN, resaltó el pensamiento diverso de la población de este país.

"Y en el marco de esa diversidad debemos trabajar por acercar esos pensamientos, sin abandonar nuestros principios, sin abandonar nuestros proyectos (...) y hacer que se integren otros", enfatizó en un discurso ante el pueblo.

Con un "Hasta la victoria siempre", Sánchez Cerén agradeció a la población que respalda los planes y acciones de su gobierno y les reiteró su compromiso de trabajar por convertir a El Salvador en un país educado, productivo y seguro.

En el festejo, el secretario general del FMLN, Medardo González, en nombre de su partido y el pueblo, enfatizó que este gobierno, el segundo del partido de izquierda, está haciendo las cosas bien.

El dirigente político resaltó el crecimiento de la economía, la generación de nuevos empleos formales, a pesar de que sectores reaccionarios de la derecha buscan invisibilizar esos resultados.

"Y ese es el camino correcto y no el camino en el cual ellos nos hundían con el neoliberalismo", expresó.

Explicó a la población que el partido, el presidente y el vicepresidente, Ã"scar Ortiz, trabajan de manera conjunta y sistemática como equipo en función de alcanzar un país educado, productivo, seguro y con justicia social.

Recordó que el año pasado hubo un intento por generar un movimiento golpista, pero la unidad del FMLN lo frenó.

Recalcó que el FMLN y el pueblo en general cerrarán filas a las orientaciones del presidente y no permitirán ningún golpe de Estado.