Este miércoles los islamistas somalíes shebab reinvidicaron un ataque bomba en el centro de la capital, justo en contra del hotel Ambassador, el cual causó al menos 10 muertos y 40 heridos en Somalia.

En el hotel donde fue colocado el coche bomba se encontraban hospedados varios parlamentarios que supuestamente “eran el objetivo” según servicios de seguridad, quien de igual manera agregaron que tras el atentado se produjo un ataque y seguían los “combates con armas de fuego”.

“He visto muchos cuerpos en el exterior del hotel, pero no sabemos cuántas personas están dentro ni el número de víctimas en el interior“, explicó a la AFP Ibrahim Sheik Nur, un testigo.

“Las fuerzas de seguridad están ahora en el interior y toda la zona ha sido acordonada”, añadió la misma fuente.