El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) manifestó su apoyo al diálogo constructivo y respetuoso que impulsa una comisión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) entre el Gobierno venezolano y la oposición de ese país.

Así concluyó la asamblea extraordinaria de este miércoles en la que los países miembros discutieron sobre la propuesta presentada a petición de las Misiones Permanentes de Argentina, México, Perú y Estados Unidos, para considerar el Proyecto de Declaración sobre la situación de Venezuela.

Al inicio de la sesión el embajador de Venezuela, Bernardo Álvarez, pidió la suspensión de la misma por no estar incluida la petición realizada por su país.

“Tenemos un punto de orden y es la solicitud de una suspensión de esta reunión del Consejo Permanente y pedimos la convocatoria de un Consejo Permanente en el que se atienda la solicitud hecha por Venezuela, que se hizo previo a la de Almagro”, apuntó Álvarez desde la sede de la OEA en Washington, Estados Unidos.

El embajador recalcó que desde el punto de vista político y diplomático lo lógico es que se tome en consideración la solicitud hecha por ese país, más aún si hay una solicitud.

La petición fue apoyada por varios países por lo que Perú, Uruguay y México solicitaron una pausa de 20 minutos para ir a una consulta "informal" sobre el debate de Venezuela.

Después de ello se acordó continuar la sesión pero tomando en cuenta el documento informal acordado por un grupo de países y la declaración que tiene preparada Venezuela, a fin de lograr un solo informe conjunto por parte del Consejo Permanente de la OEA.

Vale resaltar que el documento informal fue discutido por 15 países entre los que no estaba Venezuela.

Al retomar la sesión intervino nuevamente Álvarez y pidió ante las demás delegaciones el respeto la institucionalidad venezolana “como lo es el Gobierno legítimo y constitucional de Venezuela”, así como también se apoye el proceso de diálogo entre el Ejecutivo y la oposición.

“En Venezuela se plantea un proceso para garantizar la paz y la seguridad para el país”, agregó el embajador de Venezuela ante la OEA y aseguró que actualmente el país suramericano se encuentra bajo una “brutal campaña” mediática, la cual calificó como una “agresión política”.

Una comisión de la Unasur adelanta labores para promover el diálogo entre el Gobierno de Venezuela y la oposición con el fin de atender asuntos fundamentales para la nación.

Como parte del equipo que trabaja en la agenda de diálogo están el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero; de Panamá, Martín Torrijos; y de República Dominicana, Leonel Fernández.

Además, una subcomisión de la Unasur, encabezada por el expresidente de República Dominicana, analizará la situación económica de Venezuela, con especial atención en el desabastecimiento, la reactivación del crecimiento económico y otros indicadores.