La respuesta efectiva de la población en general, centros de estudio, públicos y privados, instituciones en general, demostraron que las familias han tomado mayor conciencia y están más preparadas para responder de manera adecuada cuando ocurren eventos cómo la actividad sísmica de este martes.

De acuerdo al Doctor Guillermo González, los ejercicios de protección vienen teniendo mejores resultados cada vez.

“Pudimos ver que todas las prácticas que se han venido realizando a través de los simulacros, pudimos verla ya de cara al fenómeno natural como fue el evento de las cuatro de la tarde que fue sentido prácticamente por la población de Managua, todos los distritos, e incluso, algunos municipios aledaños en el departamento de Masaya”, comentó.

Señaló que en los centros de estudios públicos y privados, inclusive los de educación superior, los estudiantes evacuaron de manera correcta. En los barrios, las familias acudieron a los puntos de seguridad y las instituciones pusieron en práctica sus planes de emergencia.

“Yo creo que ayer vimos a la población, una población más consciente sobre estos fenómenos y gracias a Dios pusieron en práctica todo lo que hemos venido trabajando en los últimos años”, sostuvo.

Resaltó además otras acciones que se desarrollaron de manera inmediata, que si bien no son tan visibles, son importantes para garantizar la seguridad de las familias en situaciones de riesgo.

“En esto influyó muchísimo la comparecencia de la Compañera (Rosario Murillo Zambrana, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía), sus tres comparecencias, que de manera objetiva brindó informaciones necesarias, dio los elementos importantes que las personas muchas veces necesitamos para actuar con prudencia, para actuar con mesura”, comentó.

En ese sentido se refirió el plan de regulación de tráfico especial ejecutado por la Policía Nacional y la preparación del Ejército de Nicaragua, para atender las situaciones de emergencia.

Desde SINAPRED, las autoridades recabaron información sobre el impacto del fenómeno en los servicios básicos, unidades de salud y otros servicios vitales para salvaguardar la vida y la seguridad de las personas.

“En el centro de comando pasamos a la revisión de cómo estaba el sistema hospitalario en el país, la disponibilidad de insumos, del centro de ambulancia, las capacidades disponibles de forma inmediata para poder atender a la población, e incluso, se activaron algunos planes de avisos para el conjunto de especialistas que actuaría a la hora de cualquier circunstancia en el país”, precisó el asesor.

González anunció además un proceso de encuentros a desarrollarse en los mercados para afinar planes de respuesta, al igual que con el sector privado para garantizar la evacuación en centros comerciales.