De acuerdo a la última encuesta de la firma Cid Gallup, un 54% de la población nicaragüense asegura apoyar al FSLN. Mientras que al resto de partidos no llegan juntos ni al 7%.

A criterio del analista político y director de Radio La Primerísima, William Grigsby, dichos resultados no hacen más que plasmar el éxito del modelo de gobierno que ha  propuesto el comandante Daniel Ortega Saavedra.

“Ese modelo ha tenido éxito en todo el país y la gente está refrendando el modelo”, explicó Grigsby.

Para este reconocido periodista, el Frente Sandinista es un proyecto que no tiene nombres ni apellidos.

“La encuesta valora al Frente Sandinista, no al candidato del Frente Sandinista. O sea, aquí ya de entrada cualquiera que sea el candidato lleva 54% de opiniones favorables. Probablemente aquí vamos a tener una victoria histórica”, indicó, recordando que a la población le conviene una victoria de la casilla rojinegra, ya que ello equivale a mejores relaciones entre el gobierno central y local, así como también más recursos y mayor transparencia.

Alianza Gobierno-Empresarios-Trabajadores da resultados

Grigsby también analizó los resultados de la alianza entre el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y los empresarios nicaragüenses.

Aseguró que dicha relación ha devenido en un fortalecimiento del combate al desempleo y con ello la lucha contra la pobreza.

“Para salir de la pobreza hay que generar empleo, y esa es la idea de esa alianza, y yo creo que a largo plazo si a todos nos va bien, ¿por qué cambiarla?”, se preguntó Grigsby, para quien Daniel ha sido capaz de articular a todas las fuerzas bajo una sola propuesta conciliando en el camino los intereses de los diferentes sectores.

Daniel “además garantiza que esto vaya a largo plazo y creo que de esto los empresarios están claros, creo que los empresarios no están sudando calenturas ajenas”, afirmó.

“Nicaragua es un país que cuando el Frente Sandinista lo asume estaba a la cola en todos los índices sociales y económicas de América Latina. Daniel tiene que levantar ese país y ese país no lo puede levantar con las fuerzas del Estado. Ese país no lo va a levantar sino es con el concurso de todas las fuerzas políticas, económicas y social”, subrayó.