Honrar al ser que nos dio la vida, nuestra Madre, es algo que debemos hacer todos los días, especialmente en esta fecha tan especial para los nicaragüenses, incluso después que ellas abandonen el mundo terrenal.

Siguiendo esta tradición, muchas familias se hicieron presentes este lunes 30 de mayo en el Cementerio General de Managua para limpiar, adornar, enflorar y compartir un momento con ese ser especial, sea su mamá, suegra, abuela o bisabuela que ya pasó a otro plano de vida.

Carlos Balmaceda y Norma González son un matrimonio que en cada fecha especial aprovechan para visitar la tumba donde descansan los restos mortales de su suegra y madre, respectivamente, ocasión en la cual se dan a la tarea de limpiar el sepulcro y adornar con flores frescas además de dedicar alguna oración por su eterno descanso y para reiterar el cariño y amor que le guardan a 14 años de su partida.

"Tenemos 14 años de visitarla para pasar un rato con ella, honrarla y demostrarle que la seguimos recordando y llevando en nuestros corazones", declaró Balmaceda.

Por su parte, González aseveró que visitar a su mamá en el cementerio ya es una tradición familiar heredada por su misma madre, dado que con ella acostumbraba visitar el camposanto para limpiar la tumba de su bisabuela y su abuelita.

"Yo creo que el Día de las Madres es todos los días y no precisamente el dia de hoy, y no solo se arregla (el sepulcro) el dia de hoy porque es Dia de las Madres, no considero que solo ese dia se arregle y en la medida de las posibilidades nosotros los hijos venimos a arreglarle a tumba a mi mamá porque ella sigue viva con nosotros", dijo Judith Luna Doña.

Luna Doña recordó que es a su madre a quien le deben lo que son ella y sus hermanos y por ello siempre la tienen presente en sus corazones y están pendiente de las condiciones del sitio donde descansan sus restos.