Los docentes afiliados a la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN-FNT) durante un encuentro realizado en su sede central, se comprometieron a concientizar a los estudiantes a consumir refrescos naturales y no bebidas energizantes que ocasionen daños a la salud.

Tal compromiso va en correspondencia con la alerta que hiciera la compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, sobre el grave peligro que conlleva consumir estas bebidas con altos contenidos de cafeína, azúcar y taurina, que al ingerirse en grandes cantidades pueden ocasionar daños irreversibles a la salud.

“ANDEN como organización que promueve los buenos valores y la vida sana de las familias nicaragüenses se une a la campaña de buena salud y protección que promueve el Buen Gobierno del Comandante Presidente Daniel Ortega dejando en claro que se viene trabajando en unidad con los proyectos y campañas que se impulsan a través de los diferentes ministerios, esto reforzando con sus afiliados quienes son los que están en el terreno trabajando de la mano con la comunidad en general”, destaca un comunicado emitido por la mayor central sindical de maestros del país.

El Secretario General de ANDEN, José Antonio Zepeda López, respaldó el llamado hecho por el Gobierno Sandinista a no consumir este tipo de bebidas y alimentos que perjudiquen a la salud.

“Se ha comprobado que estas bebidas nos causan daño si son ingeridas en grandes cantidades, las bebidas energizantes ya es sabido que causan complicaciones en la salud debido a sus componentes y el MINSA ha venido advirtiendo, ahí está el llamado al que nos unimos al no consumo y abuso de estas bebidas”, planteó Zepeda.

El dirigente magisterial añadió que no se está prohibiendo el consumo, sino más bien advirtiendo de los severos daños que ocasionan a las personas estos llamados energizantes.

Pidió a las empresas que comercializan estas bebidas a ser responsables y no promoverlas como la “gran panacea que viene a resolver todos los problemas” y más bien deben advertir sobre sus consecuencias.

Aseguró que en los colegios a los directores se les ha recordado que hay una orientación del Ministerio de Educación, de evitar ofrecer a los alumnos comidas muy grasosas, bebidas con altas dosis de azucares y otros alimentos que perjudican a la salud, en cambio los insta a promover el consumo de frutas y refrescos naturales.

“El Ministerio de Educación, al igual que INATEC, el INTECNA han orientado a los cafetines y bares tratar de desarrollar en los centros educativos alimentación sana y crear un hábito y una cultura diferente a los alimentos, alimentos nutritivos que permitan el desarrollo sano”, concluyó Zepeda.