En un ambiente de festejo, con música, baile y poesía, las maestras afiliadas a la Confederación General de Trabajadores de la Educación de Nicaragua (CGTEN-ANDEN) del departamento de Managua, celebraron este miércoles a las madres nicaragüenses.

La celebración se realizó en la el auditorio de ANDEN y aglutinó a maestras, sindicalistas y maestras jubiladas.

“Es un día de compartir nuestras alegrías, nuestro ser de ser madres, maestras, sindicalistas, políticas. Hoy es un día en que la Compañera Rosario nos llama a que nos unamos todas las mujeres, madres de este país en un solo sentir”, dijo la sindicalista Fátima Estrada.

La maestra con 30 años de experiencia Aura Galeano Ruiz, manifestó por su parte que el rol de ser docentes y madres a la vez es difícil, pero a la vez gratificante.

Expresó que en su caso combinar ambos roles fue aún más complicado pues le tocó ser “padre y madre” de sus propios hijos.

“Es un rol que hay que saberlo llevar, porque, como le explico, fui madre y padre para mis hijos. Son profesionales hoy gracias a Dios y a mi esfuerzo”, subrayó.

Hay que recordar que hasta hace 8 años no se reconocía el verdadero sacrificio de las maestras, de tal forma que ahora se estén dando pasos no solo en la dignificación de sus salarios, sino también en el acceso a viviendas y acceso a distintas restituciones de derechos.

“Se nos reconoce el papel como madres, como maestras y como formadoras ahora en esta nueva etapa”, manifestó Ana Teresa Urbina, quien ya está jubilada.

Ella recordó que aglutinarse en ANDEN fue un paso en la lucha histórica de los derechos de las maestras.