El gigante asiático ha hallado una eficaz manera para hacer desaparecer de una vez las aglomeraciones de tráfico de las ciudades. China ha presentado el primer prototipo de un novedoso transporte público, similar a un autobús, pero dotado de unas características nunca antes vistas.

De acuerdo con el portal China.com, el vehículo articulado, denominado ‘Transit Elevated Bus’ (TEB), fue diseñado por ingenieros para maximizar el uso del espacio en las carreteras del país. El enorme autobús alberga espacio para acoger a un máximo de 1.200 pasajeros.

El original vehículo es capaz de moverse por encima de los coches gracias a su elevada estructura.

TEB fue presentado por la compañía Technology Development Co. en el marco de la exposición ‘China Beijing International High-Tech Expo’, celebrada recientemente en Pekín.

El prototipo mide 62 metros de longitud y 4,5 metros de altura, mientras que su anchura es de 7,8 metros.

El primer autobús saldrá cinco veces más barato de lo que costaría construir una línea entera del suburbano.
Las obras para su construcción arrancarán este agosto en Hebei, al noreste de China.