El consumo de bebidas energizantes podría generar en las personas grandes afectaciones en la salud, por ello la doctora María Dilia Corea, Nutricionista del Centro de Salud Altagracia, recomienda a los jóvenes en su mayoría a evitar el consumo de tales productos y por el contrario ingerir alimentos con gran carga líquida.

“Las bebidas energéticas en la mayoría de los casos genera alteración en la presión arterial, taquicardia, problemas coronarios, sin embargo esta situación puede ser prevenible siempre y cuando dejemos de ingerir este tipo de sustancias y las sustituyamos con abundante líquido, como refrescos naturales y agua entre diez y ocho vasos al día” señaló.

Muchas de las personas que toman las bebidas energéticas lo hacen para contrarrestar la somnolencia y sentirse con más energía, lo cual se produce debido a las altas cantidades de azúcares que contiene la bebida, ante dicha situación la especialista asegura que en las frutas se logra encontrar nutrientes que brindar energía a nuestro cuerpo.

“Las bebidas energéticas no aportan ningún valor a nuestro cuerpo más bien provocan descalcificación y deshidratación, lo que debemos hacer cada vez que necesitamos tener un poco más de energía en nuestro cuerpo es consumir frutas como mango, naranjas, guayabas, todas en su estado natural ya que de esta manera nos brindarán la energía que necesitamos”  finalizó.