La precandidata presidencial de Estados Unidos (EE.UU.) del Partido Demócrata, Hillary Clinton, rechazó este lunes a participar en un debate televisado frente a su rival de las primarias partidarias, el también aspirante a la presidencia Bernie Sanders.

Mediante un comunicado, la directora de campaña de Clinton, Jennifer Palmieri, anunció que rechazó una invitación del canal Fox News para participar en un debate en California, el estado más poblado del país, y al que Sanders sí había aceptado acudir de forma tentativa la semana pasada.

“Hemos rechazado la invitación de Fox News de participar en un debate en California. Como ya hemos dicho, esperamos competir duramente en los estados que todavía quedan por votar, particularmente en California, a la vez que dirigimos nuestra atención a la amenaza que supone una presidencia de Donald Trump”, indicó la misiva.

El texto indica que “creemos que Hillary Clinton emplea mejor su tiempo haciendo campaña y manteniendo encuentros directos con los votantes en toda California y preparándose para una campaña a la elección general que garantizará que la Casa Blanca queda en manos demócratas”.

Las elecciones generales EE.UU. están previstas para el 8 de noviembre de 2016.

Por su parte el senador Bernie Sanders, manifestó en un comunicado sentirse “decepcionado pero no sorprendido” por la decisión de Clinton.

Sanders instó a la exsecretaria de Estado a “no ser tan presuntuosa” de creer que es “una ganadora segura” y recordó sus recientes victorias en los estados de Indiana, Virginia Occidental y Oregón.

Ambas campañas habían acordado a principios de año tener un debate en mayo, según el precandidato demócrata Bernie Sanders.

“Espero que la secretaria Clinton reconsidere su desafortunada decisión de echarse atrás en su compromiso de debatir”, añadió.

En la jornada demócrata de el próximo siete de junio de California también están llamados a votar los electores de Nueva Jersey, Montana, Dakota del Sur, Dakota del norte y Nuevo México.