Gegmi Joel López, pastor de la iglesia Cristo Viene Pronto, del municipio de Diriamba, está siendo acusado por el rapto de la joven Martha Ligia Ortiz. El rapto presuntamente ocurrió hace 14 años y en ese entonces la víctima tenía 17 años.

Los familiares afirman que el rapto ocurrió cuando la víctima fue engañada por el pastor para ir a un retiro espiritual a un santuario del Río la Flor, del cual nunca volvió.

En declaraciones a Crónica TN8, los familiares de la joven señalan que el pastor les dijo que había tenido una “visión” de que a la muchacha se la habían llevado en una camioneta plateada, “pero que no pusieran denuncia (ante la Policía), porque tendrían un castigo de Dios”.

López parece tener gran influencia en sus seguidores, pues los miembros de la iglesia le obedecen como si de un Ser Superior se tratara.

A pesar de ello, la madre de Martha interpuso la denuncia ante la Policía Nacional, la cual no logró dar con su paradero.

Ante las denuncias, la Policía investigó al líder religioso, lográndole encontrar un arma, delito por el cual se le abrió causa.

No obstante, ante la fuerte presión social, éste aparentemente ha huido hacia Rivas, según fuentes de TN8.

La Policía lo ha circulado e investiga su paradero.

Durante una marcha, los miembros de la iglesia identificaron a la ciudadana Violeta Sandino como infiltrada del pastor. La Policía procedió a su captura y ocupó el teléfono donde quedó registrada la llamada que supuestamente le estaba haciendo a López.

La familia sospecha que el pastor tiene aún secuestrada en Managua a la joven, con quien ha procreado hijos.

Foto: Referencial