El volcán Turrialba en Costa Rica presentó hoy dos fuertes explosiones, confirmando la persistencia de su actividad eruptiva, que se extiende ya por más de 48 horas ininterrumpidas, después de la mayor exhalación ocurrida el viernes.

El reporte de las 09:00 hora local del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), publicado en su página de Facebook, precisa que esas erupciones provocaron columnas de ceniza y gases de más de un kilómetro de altura, la primera, y superior a dos kilómetros, la segunda.

Las emisiones de ceniza de forma pasiva persisten, apunta el informe y añade que la actividad de tremor de gran amplitud se mantiene constante, con cortos intervalos donde disminuye la amplitud del mismo, para luego reiniciar.

Precisa que la caída de ceniza con lluvia volvió a afectar los alrededores del cerro e indica que la zona de la Pastora está sin energía eléctrica al igual que la cima del volcán, razón -explica- por la que no existe comunicación con la cámara web ubicada en la cima.

Recuerda que una de las orientaciones de la Comisión Nacional de Emergencias, el día 20 de mayo, no permite el acceso de persona alguna a la cima del volcán, por lo que el ICE no puede reparar el daño hasta que no disminuya su actividad.

Por ello, agrega, los expertos del Ovsicori continuarán la vigilancia del Turrialba con la cámara web ubicada en el volcán Irazú.

El cerro, que ya tiene 26 días de exhalaciones frecuentes, incrementó esta semana su actividad eruptiva y a las 07:20 hora local de este viernes presentó la mayor explosión del último año, con una columna superior a los tres kilómetros, que incluyó además rocas y material piroclástico.

Debido al aumento de la actividad del coloso, la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) y el gobierno tico llamaron a mantener la calma y recomendaron proteger la salud, especialmente quienes tienen problemas respiratorios, así como evitar la exposición de niños y adultos mayores.

Expertos coinciden en que el volcán se halla en una fase eruptiva constante desde hace varios días, mostrando una actividad conocida como tremor, una señal sísmica generada por vibraciones producidas por el paso de fluidos -gases, líquidos, o magma- por grietas y conductos en el interior del cerro.

El presidente de la CNE, Iván Brenes, aseveró que el trabajo en la zona aledaña al Turrialba se enfoca en la organización de la población; la rehabilitación de rutas de evacuación; la atención a los efectos en el ganado, la agricultura y la salud humana; y el monitoreo y vigilancia de la actividad volcánica.

La CNE decretó alerta amarilla en los cantones Oreamuno, Alvarado y Turrialba, y en verde permanecen Cartago y Jiménez.

Mientras, suspendieron las clases en los centros educativos El Volcán, La Reunión, Las Virtudes y San Gerardo de Oreamuno, así como prohibió, hasta para vulcanólogos, acercarse a menos de dos kilómetros.