Un inusual sismo de baja magnitud pero poca profundidad fue sentido por las familias de Nueva Segovia, cerca de la frontera con Honduras, la noche de este viernes.

El movimiento telúrico ocurrió a las 8:28 de la noche, con una intensidad de 2.9 grados, a una escasa profundidad de 5 kilómetros.

De acuerdo a versiones, algunas familias pudieron percibir el temblor.