El Arq. Javier Mejía, director de Ineter, afirmó que la institución continua con la tarea de vigilancia ante las constantes actividades sísmicas volcánicas en el pacífico nicaragüense y que en ese sentido, a las 7:55 de la noche del martes fue registrada una nueva explosión, aunque de muy baja magnitud provocó la salida de gases y cenizas, materiales que fueron arrastrados hacia la parte superior del volcán por vientos que oscilaban alrededor de los 40 kilómetros por hora y por lo tanto las cenizas se depositaron en las faldas del volcán y no generó ninguna afectación a la población aledaña.

Mejía explicó que las explosiones esporádicas se continúan presentando en el Volcán San Cristóbal, así como la abundante salida de gases, los niveles de amplitud sísmica se han incrementado de 35 a 70 unidades a partir de la madrugada de hoy 12 de septiembre y se tiene un recuento entre las 5:00 de la tarde del día de martes y las 11 de la mañana de este miércoles de un total de 86 microsismos.

El Arq. Mejía detalló que el Volcán Télica mantiene una nube de gases con altura de columna de 150 metros y registra entre las 5:00 de la tarde del martes y las 10 de la mañana del miércoles, una actividad microsismica, contabilizando un total de 113 microsismos.

Indicó que el Volcán Concepción se encuentra en calma relativa, al igual que el volcán Cerro Negro y Masaya, que mantienen sus niveles de actividad normal.

Informó que especialistas del Ineter con apoyo del Servicio Nacional de Estudios Territoriales de El Salvador está realizando estudios de temperatura y gases en los volcanes San Cristóbal y Télica, a fin de informar acerca del comportamiento de estos volcanes”.

“El Ineter continúa en su tarea de vigilancia muy cercana y estar informando sobre cualquier cambio importante que se genere en la actividad de estos volcanes”.