La constante tarea de concientización a las familias en cuanto a la prevención  de enfermedades se refiere, ha originado cambios positivos en la población habitante del barrio Naciones Unidas en el Distrito V quienes cada siete días trabajan con el Ministerio de Salud en la eliminación de criaderos de mosquitos.

Una de las acciones que realizan y en la que ambas partes colaboran es la fumigación casa a casa, el Ministerio de Salud (Minsa) a través de la disposición de su personal y las familias a través de la apertura de sus viviendas.

“Más de 800 viviendas estaremos atendiendo con el propósito de eliminar la presencia de mosquitos en las casas, recordemos que nuestro gobierno se preocupa por la salud de los nicaragüenses y las familias por su parte están aportando cada vez más al proceso de prevención de las enfermedades. El trabajo en equipo nos ha permitido alcanzar resultados positivos en esta comunidad” destacó Alejandro Peña, Brigadista del Minsa.

Cada siete días se repite el ciclo de fumigación domiciliar, tiempo suficiente para que el mosquito alcance su etapa adulta, por tal razón las familias del sector abren las puertas de sus viviendas para que sean fumigadas y así eliminar a los vectores.

“Las jornadas de fumigación y abatización son elementos muy buenos en la lucha en contra de los mosquitos, es admirable la labor que realiza el gobierno desde el Minsa porque de esta manera se está garantizando la salud de las familias que vivimos en sectores humildes como el barrio Naciones Unidas” expresó Esther Gutiérrez.

“Gracias a Dios y al trabajo que realiza el Minsa, todos los vecinos hemos aprendido que es mejor prevenir una enfermedad que enfrentarla por eso cada vez que vienen a fumigar estamos atentos para que los brigadistas entren a las casas y ninguna se quede sin ser atendida, ya que de ser así, podría convertirse en un posible criadero de mosquitos” enfatizó José Santos Ruiz.