Un taller prehispánico de producción de sal y más de 30 mil fragmentos de cerámica y piedras líticas, son parte de los principales hallazgos encontrados en la II fase de estudios arqueológicos que han realizado expertos contratados por el grupo HKND y que este jueves fueron presentados a la Comisión del Gran Canal Interoceánico que se construye en Nicaragua.

Los estudios arqueológicos se desarrollan en cuatro zonas cercanas a la comunidad de Brito en el departamento de Rivas, lugar donde se ha encontrado muchos vestigios precolombinos y de nuestra historia prehispánica.

Participaron en esta presentación el compañero Laureano Ortega Murillo; el presidente de la Comisión del Gran Canal Interoceánico Manuel Coronel Kautz; el compañero Telémaco Talavera; el ambientalista Kamilo Lara y representantes de HKND.

Wang Yang, asistente de Relaciones Públicas del grupo HKND, informó que cada pieza encontrada y estudiada por los expertos, serán entregadas a las autoridades del Gobierno de Nicaragua para su preservación y conservación.

“Nicaragua tiene una gran historia que debe ser preservada para las presentes y futuras generaciones. Nos sentimos muy honrados de ser parte de este proceso y poder demostrar al mundo la riqueza del patrimonio histórico de Nicaragua a través del proyecto, cumpliendo con las mejores prácticas internacionales”, manifestó Yang.

Añadió que desde las perspectivas de la construcción del Gran Canal de Nicaragua, lo importante es que cualquier recurso arqueológico y cultural descubierto durante los futuros trabajos de construcción, sea potencialmente replicado en las zonas adyacentes que no sean afectadas por la construcción.

“Por consiguiente, con la confirmación de este estudio, HKND ha establecido que los trabajos de construcción pueden proceder conforme al procedimiento de hallazgos casuales, una práctica a nivel mundial en las grandes construcciones. Todos los artefactos serán entregados a las autoridades una vez concluido los estudios”, declaró Yang

Cabe destacar que durante el periodo del primero de diciembre del 2015 al 31 de enero del 2016 se trabajó con dos equipos de arqueólogos, uno del Centro Arqueológico de Documentación e Investigación (CADI) de la Facultad de Humanidades y Ciencias Jurídicas de la UNAN-Managua, dirigido por la docente Sagrario Balladares y otro equipo liderado por el arqueólogo e historiador Patrick Werner, quienes condujeron el estudio completo enfocado en el área de Brito, realizando una excavación completa de una zona cercana a la playa.

Al realizar las excavaciones, las investigaciones revelaron un entorno arqueológico diferente, por lo que se tomó la decisión de retomar una investigación y excavaciones en 4 sitios. Estos estudios fueron completados a satisfacción, encontrándose un enorme taller de producción de sal que data entre los 500 y 1,500 años Después de Cristo.

A través de láminas en power point, los arqueólogos mostraron fragmentos de piezas cerámicas de diversos colores, formas y texturas, piedras líticas y el taller prehispánico de producción de sal que está compuesto por diversas cámaras o sitios en que nuestros antepasados desarrollaban esta labor.

“El principal hallazgo es un taller prehispánico de producción de sal que contiene tres unidades, cada unidad tiene un área de combustión grandísima con un horno elaborado con fragmentos cerámicos que ellos mismos producían”, explicó Balladares. Agregó que después del año 800 (DC) hay una intensificación de producción de sal en esa época, dado la necesidad de las comunidades indígenas para mantener sus alimentos.

El compañero Laureano Ortega Murillo, resaltó que el proyecto del Gran Canal se está desarrollando con un gran sentido de responsabilidad, estos estudios arqueológicos y otros que se realizan demuestran el compromiso del grupo HKND y de la Comisión del Gran Canal, por construir un proyecto con todos los criterios científicos y técnicos para su desarrollo.

Resaltó que los hallazgos forman parte del interés de recuperar nuestra riqueza cultural e histórica, a la vez de potenciar nuestro desarrollo para el futuro.

“Hoy es un día histórico, es un día que nos llena de motivación para continuar y seguir adelante con este gran proyecto que sin duda es el proyecto que va a ser el motor para el desarrollo de nuestro país en todos los niveles”, dijo Ortega Murillo.

Talavera reiteró que el Gran Canal Interoceánico es una necesidad no solamente de Nicaragua para acabar con la pobreza definitiva, sino también para el comercio marítimo mundial que requiera de esta vía para acortar distancia.

“Tiene una extraordinaria importancia económica, social y ambiental para Nicaragua, por otra parte está permitiendo rescatar el patrimonio histórico, y eso es sumamente importante porque con un trabajo con alta calidad académica técnica y científica, estamos descubriendo y estamos rescatando la historia de nuestro país”, destacó Talavera.

El co-director del Instituto Nicaragüense de Cultura, arquitecto Luis Morales, aseguró que una vez que HKND entregue los lotes de piezas arqueológicos, estos permanecerán para su exposición en el Palacio Nacional.

“Estos son recursos culturales que quedan para la enseñanza académica y el aprendizaje de la historia de nuestro país, esto está en proceso de análisis, pero hay elementos importantes que estamos viendo, cómo el descubrimiento de estos talleres precolombinos de procesamiento de sal, las piezas que van encontrando y el rigor con el que vienen trabajando en estas excavaciones, eso nos satisface mucho a nosotros y felicitamos a los compañeros arqueólogos”, dijo Morales.

Por su parte el ambientalista Kamilo Lara, afirmó que estos estudios demuestran el nivel de seriedad con que HKND viene trabajando para hacer realidad el proyecto, tomando muy en cuenta y como prioridad la preservación y conservación de nuestro medio ambiente.

“Sentimos una gran satisfacción el sector ambiental porque desde ya se están cumpliendo las medidas de mitigación ambiental que exigen los estudios de impacto ambiental y que de una u otra manera ya se están ejecutando esas medidas”, declaró Lara.