Autoridades del Silais-Managua y del hospital Antonio Lenin Fonseca inauguraron una moderna unidad de cuidados intensivos neuroquirurgicos que podrá atender a pacientes que presenten patologías graves.

La sala cuenta con 13 camas, ventiladores, monitores taladros y todos los equipos necesarios para garantizar la salud de los pacientes que presenten tumores cerebrales, traumas cráneo encefálico severos, tumores en la columna, entre otras patologías de gravedad.

En esta primera etapa se invirtieron 15 millones de córdobas, de los cuales 10 fueron en infraestructura y cinco en equipos.

Este año el hospital esta invirtiendo un total de 45 millones de córdobas en la construcción de infraestructura y equipamiento para brindar una mejor atención en salud, con calidad y calidez, a las familias nicaragüenses.

La doctora, Carolina Dávila, directora del Silais-Managua, mencionó que el hospital Lenín Fonseca es de referencia nacional y hasta el llegan muchos pacientes en estado crítico.

Explicó que esta inversión es parte del esfuerzo que hacen el Comandante-Presidente Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo para mejorar la calidad de la atención, así como mejorar la infraestructura y equipamiento en las unidades de salud.

"Ahora tenemos un mayor confort, mejor calidad y equipamiento y sobre todo el compromiso de nuestro personal de hacer una mejor atención con calidad y calidez. Nuestro compromiso como trabajadores de la salud es mejorar la atención a los pacientes", dijo Dávila.

El doctor Eduardo Cáceres, Jefe del Servicio de Cirugía, explicó que la unidad de cuidados intensivos del Hospital Lenín Fonseca recibe pacientes que tienen indicación para procedimientos neuro quirúrgicos como son aneurismas cerebrales, malformaciones arteriovenosas, pacientes accidentados con traumas craneoencefálicos severos, tumores cerebrales.

"Tenemos instrumentos y equipos que le permiten a los pacientes tener una recuperación más adecuada. Los equipos que están aquí son de calidad", dijo Cáceres.

María García, madre de un paciente que está siendo tratado en el área de cuidados intensivos, dio gracias a Dios porque su hijo está siendo atendido en ese centro asistencial.

"Mi hijo presentaba un tumor en la cabeza, presentaba mucho dolor, él se me revolcaba y yo no sabía qué hacer. Aquí me le detectaron el tumor y se lo sacaron. Yo agradezco que lo tienen bien atendido a él y tienen aparatos modernos para garantizar mejor la salud de los pacientes", dijo García.

"Me le hicieron los exámenes de biometría, tomografía, entre otros, luego lo metieron a operación y salió bien. El estuvo en cuidados intensivos , lo volvieron a operar y gracias a Dios está bien mi niño, primeramente le doy gracias Dios y después a los doctores", dijo Mayeski Ayerdis, madre de un menor que fue intervenido en el hospital Lenín Fonseca.