Alcaldes y técnicos de los municipios de Lislique, Anamoros y Polorós, ubicados en el norte del departamento La Unión, de El Salvador, conocieron la experiencia que desarrolla la Alcaldía de Managua en el tema del manejo de los desechos sólidos.

En el encuentro entre los alcaldes salvadoreños y las autoridades capitalinas de Managua, los visitantes conocieron el proyecto de desarrollo integral del barrio Acahualinca, la planta de tratamiento de desechos sólidos y el sellado del vertedero.

Durante su estadía los ediles salvadoreños han visitado otros proyectos que desarrolla la Alcaldía de Managua en el sector del Puerto Salvador Allende, Avenida de Bolívar a Chávez y Paseo Xolotlán.

La alcaldesa de Managua, Daysi Torres, informó que "ellos están aquí para intercambiar experiencias en lo que es la planta de procesamiento de desechos sólidos, pero también para ver el relleno sanitario. Vienen a conocer cómo hemos hecho nosotros para convertir un lugar donde antes era un basurero a cielo abierto, donde centenares de familia vivían en la basura, y que hoy lo hemos convertido en un lugar de dignidad, en una planta procesadora que avanza y se desarrolla, además que da empleo".

"Ellos nos están visitando y nosotros estamos contentos y orgullosos de poder mostrar lo que hemos avanzado en nuestra capital, no solamente en este lugar sino también en el centro histórico donde tenemos hermosos proyectos de desarrollo, de esparcimiento y recreación", dijo Torres.

Por su parte el alcalde del municipio de Lislique y presidente de la Asociación Intermunicipal del Norte de La Unión, manifestó que ellos vinieron con la intención de obtener conocimientos sobre la separación de desechos sólidos.

"Nosotros contamos con un relleno sanitario bien eficiente, pero hasta el momento no tenemos la separación de desechos sólidos. Ese es el conocimiento que venimos a obtener para poder nosotros hacerlo similar y poderle dar más vida al relleno sanitario. Nos llama la atención muchas cosas, cómo vino a superarse este lugar, este proyecto ha venido a transformar, a superar y sacar a las familias para mejorar la salud, la educación y su forma de vivir", indicó Margarito Pérez.

Salvador Peña, alcalde de Anamoros, expresó que le ha impactado el desarrollo de la capital nicaragüense.

"Ha mejorado mucho en cuanto al ornato y el desarrollo que ha tenido. Esta planta ha beneficiado a muchas familias, han transformado la vida de esta gente que ha estado viviendo en el basurero. Creo que es una buena política social que este gobierno ha implementado", manifestó.

Dijo que ellos están interesados en replicar la experiencia de Managua en sus municipios. "Nos llevamos la idea para tocar puertas allá y gestionar un beneficio como este para nuestra población y para una mejor visión de desarrollo en nuestro municipio", comentó.

El alcalde de Polorós, Alberto Romero, valoró que los desechos sólidos son un problema muy importante en el mundo.

"Por eso queremos retomar esta experiencia para ponerlo en práctica en El Salvador. Haciendo un esfuerzo tenemos la capacidad de poder replicar esta experiencia con el apoyo de nuestro gobierno y los ministerios. Nosotros estamos cerca del Golfo de Fonseca y si no hacemos esto la basura va a parar al Golfo de Fonseca", indicó.

Los ediles y técnicos salvadoreños recorrieron la planta de procesamiento de basura de Managua. Este proyecto benefició a 258 familias que recibieron viviendas dignas en una ciudadela que cuenta con todas las condiciones.

En el proyecto de desarrollo integral del barrio Acahualinca, se restituyó el derecho a las familias a trabajos dignos; se articularon las instituciones del gobierno sandinista para mejorar las condiciones ambientales y sociales; y se desarrolló un proceso de diálogo y consulta permanente con la comunidad.