La Asamblea Nacional emitió este martes una declaratoria en rechazo al proceso del juicio político, viciado, anómalo y fraudulento en contra de la presidenta de Brasil Dilma Rousseff.

Con 64 votos a favor y 24 en contra, la Asamblea Nacional aprobó la declaratoria en rechazo al golpe parlamentario en contra de la presidenta brasileña, electa por el pueblo.

El diputado sandinista, José Figueroa, expresó que "la Asamblea Nacional rechaza este golpe parlamentario, basado en artimañas y mamarrachos jurídicos, que le han permitido a los grupos de ultra derecha en Brasil, en complicidad con el Imperio, sacar del poder ilegalmente a una Presidenta electa por votos de los brasileños, una presidenta que ha sido el país que más avances han tenido en la lucha de la pobreza extrema, un gobierno caracterizado por ser un gobierno progresista y de avanzada".

Recordó que este golpe parlamentario se da por grupos de ultra derecha en complicidad con políticos que en su mayoría están siendo acusados de actos de corrupción.

"Hay más de 100 diputados y senadores en listados de corrupción, es decir, los corruptos están enjuiciado políticamente a una presidenta qué ha sido integran en su gestión de gobierno al frente de Brasil", agregó.

Los ladrones están volviendo a juzgar a Cristo

“Los ladrones están volviendo a juzgar a Cristo”, con esa frase, el diputado Wilfredo Navarro, hizo una comparación, al referirse a los grupos procesados por corrupción que están juzgando a la presidenta de Brasil.

Navarro, expresó que ni de hecho se ha dado ninguna acusación contra la presidenta que incluyan los tipos penales que se establecen en la Constitución, para darle contenido al proceso político contra Dilma.

Agregó que el golpe fue dado por un grupo de corruptos, cuando la presidenta no estaba siendo acusada por ningún delito.

Afirmó que con este juicio se está debilitando la democracia en Brasil, además apunta a una profunda recesión económica y la reversión, que es lo más grave de las conquistas sociales otorgadas al pueblo de Brasil por el Partido de los Trabajadores, lo que puede llevar a una crisis de gran envergadura.

“Me sumo a la necesidad de esta declaración, y pido acciones más firmes del Gobierno de Nicaragua, contra el Gobierno que se instauró después del golpe de estado contra la presidenta Dilma”.

Por su parte, la Primera Secretaria de la Asamblea Nacional, compañera Alba Palacios, dijo que Dilma Rosseff ha estado dignamente dirigiendo al país, gobernando en nombre de los sectores más desfavorecidos de Brasil; a diferencia del nuevo gabinete de Brasil, un gobierno oligarca, machista, de ricos y poderosos.

“Lamentablemente se confabularon los corruptos de ese congreso con el Vicepresidente que condujo ese proceso para golpear al Partido de los Trabajadores y a una mujer que dignamente ha estado conduciendo este país”, añadió.

Recordó que Brasil ha sido líder en Naciones Unidas y en otros foros internacionales, con sus posiciones progresistas.