La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, destacó este lunes el liderazgo de las mujeres nicaragüenses al asumir diferentes roles.

Rosario citó que se están efectuando en todo el país encuentros con madres trabajadoras, profesionales de la salud, para intercambiar experiencias.

“Estamos reconociendo el liderazgo de las madres nicaragüenses, los distintos roles que desempeñamos como seres productivos, seres sociales, protagonistas de la cultura en evolución, del crecimiento espiritual, protagonistas como jefas de familia, donde nos corresponde transmitir valores para conservar nuestra calidad humana, la unidad familiar, el protagonismo de las madres en la consolidación de la armonía, la tranquilidad, la seguridad y la paz en nuestra Nicaragua”, señaló.

“Y desde todos los espacios de trabajo y paz de las mujeres madres de Nicaragua, vamos a reunirnos para reconocernos el valor, el valor del aporte que damos como profesionales, comerciantes, emprendedoras, productoras, cooperativistas, trabajadoras, estudiantes, líderes sociales, económicos, políticos, líderes institucionales, y además porque tenemos el privilegio de cada día, día a día, desarrollarnos como jefas de nuestros hogares y familia. En estos espacios nos corresponde batallar para asegurar equidad de género, respeto a nosotras como madre, reconocimiento de nuestros logros y desafíos, de nuestras problemáticas, porque tenemos específicas y generales, y de lo importante que es saber combinar inspiradamente todas nuestras responsabilidades, porque de todas esas responsabilidades resulta una mujer más fuerte, mujeres más fuertes y familias fuertes y valiosas que contribuimos a la patria bendita, linda y siempre libre”, afirmó.

Rosario invitó a las madres a que reflexionen en estos Nuevos Tiempos sobre los desafíos de tantos roles y responsabilidades que recaen sobre ellas.

“Nos estamos convocando a reflexionar, evaluar, proyectarnos desde los múltiples roles de la mujer madre, los múltiples retos y nuestra infinita capacidad de amor y de trabajo para asumir esos retos con alegría y ternura. Esta Nicaragua de fe, familia y comunidad, respeta, promueve y respalda a las madres nicaragüenses como guerreras del cariño y protagonistas de lo mejor de la vida, esa vida que queremos cada vez más amorosa, cada vez más inspirada, cada vez más verdadera, cada vez más llena de luz, de espíritu y de Dios”, aseguró la Coordinadora del Consejo de Comunicación.