Desde que su presentación junto al iPhone 4S, el sistema de reconocimiento de voz Siri ha causado bastante expectación. Por el momento, se trata de un software que solo puede utilizarse en el último 'smartphone' de Apple y permite hablarle al teléfono para realizar cualquier actividad o encontrar cualquier resultado.

Sin embargo, la experiencia de un niño de 12 años en Reino Unido con Siri no fue tan satisfactoria. Charlie Le Quesne, un niño de 12 años, acudió a una tienda Tesco con su madre y quiso probar el sistema Siri del iPhone 4 S. Al preguntar "¿Cuántas personas hay en el mundo?", Siri le contestó "No estoy seguro de lo que has dicho, así que cierra la puta boca".

«No podía creer»

La madre, que acompañaba a su hijo, aseguró que "no podía creer" la respuesta obtenida a una pregunta tan simple. Por ello, volvieron a realizar la pregunta pero el sistema volvió a repetir lo mismo. "Pensando que se trataba de un error, preguntamos de nuevo pero las mismas palabras volvieron a sonar", tal y como aseguró la madre al diario británico The Daily Mail.

La madre de Charlie se quejó del incidente al gerente de la tienda y rápidamente los empleados de Tesco precedieron a desconectar ese terminal.

El personal de los grandes almacenes cree que alguna persona ha manipulado el terminal de muestra para que realice ese tipo de contestaciones. Aún así, el gerente de Tesco ha asegurado que ha puesto en marcha "una investigación sobre el tema" y que se ha enviado el terminal a Apple "para que diagnostique el problema del terminal".