Miembros de la b eclesiastica Espíritu Santo ubicada en la Colonia Cristhian Pérez, junto al Cardenal Leopoldo Brenes, celebraron el inicio del tiempo de Pentecostés con una homilía en la que jóvenes de la iglesia dieron cumplimiento al sacramento de la confirmación, a través de la cual reafirman su fe y compromiso con Dios y con el Evangelio.

“Ser confirmados implica todo una misión, una grandeza de la cual ustedes reciben con una fe muy especial. Recibir la Confirmación es estar en reunión con sus párrocos y unirse a la labor misionera de la parroquia, la confirmación es un sacramento que los capacita para ser verdaderos testigos del Señor” expresó Brenes.

Las festividades de Pentecostés marcan un momento clave en la vida de los católicos, siendo la llegada del Espíritu Santo quien guía los pasos de los fieles y les permite crecer espiritualmente y de esta manera cumplir los mandamientos de Dios.

“Pentecostés es una fiesta clave en la que celebramos la venida del Espíritu Santo sobre la iglesia, dándonos la fuerza para seguir por el mundo anunciando la grandeza del evangelio y de Jesucristo, quien es símbolo de unidad” dijo.

Por su parte Monseñor Bismarck Carballo se refirió a los jóvenes que con mucha disciplina se enrumban a un proceso más de la vida dentro del evangelio, acercándose de esta manera a Jesucristo a través de su palabra.

“Son 22 jóvenes los confirmados, quienes se prepararon durante seis meses y hemos tenido la alegría y apoyo de los padres. El rol del espíritu Santo en favor de la unidad va a permitirnos caminar y asumir nuevos compromisos y nuevos comienzos” finalizó.