El Cardenal de Nicaragua, Monseñor Leopoldo Brenes Solórzano, invitó este sábado a las familias a acoger la misericordia de Dios y por tanto, a ser más humildes y refugiarse en el perdón del altísimo.

El llamado lo hizo este sábado durante la celebración de las fiestas de Santa Gema Galgani en la Colonia Morazán de Managua.

En este sentido, comparó la actitud y las acciones de Santa Gema, con la celebración este 2016 del Año de la Misericordia.

“Su sentimiento es prácticamente el sentimiento del Santo Padre hoy, cuando al Papa le preguntaron: ¿Por qué celebrar el año de la misericordia? Y el Papa respondió: Porque todos tenemos necesidad de acogernos a la misericordia de Dios”, puntualizó.

Al mismo tiempo, indicó que este año de la misericordia debe vivirse como el fruto del amor de Dios. “No hay ningún pecado que cometa el hombre, dice el Papa Francisco, que no tenga el perdón de Dios”, recordó el Cardenal.

Igualmente, señaló que esa humildad de buscar a Dios por muy grandes sean los pecados, es precisamente la que conduce la Iglesia Católica y la saca adelante.

“Nosotros somos instrumentos. Muy hermosamente lo dijo el Papa Benedicto cuando asumió su pontificado en el 2005, unos días antes que yo volviera aquí a Nicaragua y esa frase también la repetí yo (…) ‘No quiero que mi idea ni mis pensamientos dominen en la Iglesia, primero; me pongo a la escucha de la palabra, segundo; descubrir cuál es la voluntad del Padre y tercero; que sea el Espíritu Santo el que dirija la iglesia en estos momentos de la historia’”, recordó.

Durante la eucaristía, el cardenal Brenes realizó también la confirmación en la fe de jóvenes católicos de la parroquia, de la que una vez el fue párroco.