Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano, Arzobispo de Managua, destacó la disponibilidad y el compromiso de los sacerdotes para cumplir las misiones que desde la iglesia le son encomendadas para llevar el evangelio a las distintas comunidades del país.

Lo anterior fue expresado por el prelado durante la celebración eucarística de este sábado 14 de mayo en la parroquia de la comunidad San Gregorio Magno, jurisdicción del municipio de Diriamba en el departamento de Carazo, donde incorporó como nuevo administrador parroquial al Padre Davis López, quien también cumplía otras misiones dirigiendo una casa de retiro espiritual.

Cardenal Brenes

“Es momento de gracia poder recibir un nuevo pastor, el Padre Davis, que no hay duda que es una gracia. Para mí también es momento de dar gracias al Señor de poder contar con sacerdotes que son fieles a su compromiso sacerdotal”, expresó el Cardenal al mismo tiempo que recordó el compromiso que cada sacerdote asume al momento de su ordenación cuando su obispo le pregunta si promete obediencia a él y a sus sucesores.

Por su parte el Padre Davis López aseveró tener esa disposición a desempeñar el ministerio sacerdotal en comunión con todos sus hermanos, apacentando el rebaño del Señor y bajo la dirección del Espíritu Santo, celebrando fielmente los misterios de Cristo según la tradición de la iglesia, realizar el ministerio de la Palabra y la exposición de la fe católica dignamente y con sabiduría.

Cardenal Brenes

“Que Dios me ayude a cumplir este encargo de la Iglesia y el Espíritu Santo me fortalezca en mi propósito”, dijo el Padre López.

El Arzobispo afirmó que el sacerdote y los obispos son instrumentos del Señor, son enviados a distintas parroquias a cumplir una misión pastoral y mientras se está en esa parroquia se debe dar toda la vida.

Cardenal Brenes

“(Se debe) tener esa disponibilidad, porque recuerdo que mi abuelita decía: los sacerdotes son como los guardias, que los cambian a cada rato y los mandan de un comando a otro, nada más que a nosotros nos mandan de una parroquia a otra para ser pastores. Esa es la dinámica de la iglesia y no hay sorpresas para nosotros, el Señor quiere encargar nuevas misiones y como vemos, desde un ambiente de oración”, indicó el Cardenal Brenes.

Brenes Solórzano destacó que como sacerdotes y obispos se debe trabajar con la comunidad a fin de ir construyendo una comunidad mucho más grande donde todos los miembros se sientan corresponsables de esa misión pastoral.

Cardenal Brenes

“Eso es lo que quiere el Señor de nosotros, la Unidad y eso es lo que quiere la Virgen de nosotros y ese fue el trabajo de nuestro patrono, San Gregorio Magno, la unidad de la iglesia, fortalecer la iglesia, esta iglesia que se hace presente en la Arquidiócesis, esta iglesia que se hace presente en la parroquia, esta iglesia que se hace presente en cada comunidad”, expresó.

Finalmente, el Cardenal Brenes instó a la feligresía de San Gregorio, que ante el cambio de su pastor continúe orando por sus sacerdotes, pero también cuidarlos, porque la comunidad tienen esa responsabilidad de cuidar de sus sacerdotes.

Cardenal Brenes