Debido a la próxima entrada del período lluvioso al país, los municipios se están preparando para sacar una mejor producción, combatir epidemias propias de la temporada y responder de la manera más rápida y adecuada para atender cualquier emergencia.

En Malpaisillo, el invierno se perfila bueno. A pesar de que este municipio pertenece al corredor seco de León, es uno de los que reporta mayores índices productivos en esa zona.

“Han caído unas 7 u 8 lluvias en todo el municipio y esto va en correspondencia con lo que en nuestro gobierno ha estado señalando de que tendremos un invierno mucho mejor que los anteriores”, dijo el Alcalde de la localidad, Compañero Enrique Gómez.

Al mismo tiempo, se han desarrollado varias asambleas con las familias de Malpaisillo y se está articulando una buena organización en cuanto a la jornada de limpieza, tomando en cuenta los pronósticos del clima, según el edil.

“Nos aproximamos a un invierno con mayores índices de precipitación y eso crea un caldo de cultivo favorable para ciertas enfermedades y realmente hay una respuesta muy positiva de las familias en estos temas”, señaló Gómez.

Entretanto, Denis Jarquín, Vicealcalde de Boaco, afirmó que de momento se han tenido dificultades con la escasez de agua, pero con el apoyo de ENACAL se ha logrado abastecer con pozos y pipas a las comunidades.

“Gracias a Dios ya cayeron dos o tres lluvias buenas. Logramos recuperar unos 40 centímetros de lo que es el caudal de la presa y unos pozos, así que ya hemos logrado abastecer localmente a la población con lo que respecta a las aguas potables”, apuntó.

En Río San Juan, las lluvias han entrado bien. Según Johnny Gutiérrez, alcalde del municipio, el invierno se reporta como normal y se esperan precipitaciones copiosas de entre dos mil y tres mil quinientos milímetros de agua en el año.

En este municipio, ubicado al sur del país, ya iniciaron las siembras, y se tiene esperanzas de una buena producción.

Río San Juan, a pesar de que se encuentra en la parte baja de la cuenca hidrográfica de Centroamérica, tienen la característica de que puede prever las inundaciones, pues son progresivas, “se ven llegar, se sienten llegar, no son golpes de cabezas de agua inesperado”, precisó Gutiérrez.

A la vez, anotó que con el respaldo del gobierno central se ha logrado reubicar a familias que vivían en riesgo. Sin embargo, se han reportado asentamientos mínimos en zonas de riesgo, pero que gracias a los planes que se han venido articulando ya se han trazado las limas de respuesta.

Avanza concurso

De la mano con los esfuerzos para prevenir enfermedades y garantizar un entorno más bonito para las familias, precisamente con la entrada de las lluvias, los preparativos del concurso Mi Comunidad, Mi Barrio y Mi Municipio Limpio y Bonito avanzan a buen ritmo.

De acuerdo a Guiomar Irias, Presidenta Ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (INIFOM), este concurso va a aportar mucho para contribuir para que las familias se sientan protagonistas de la limpieza y salud de sus comunidades.

“Nosotros consideramos de que ya cada Alcaldía tiene instalado su sistema de evaluación para ir premiando a los barrios que más se destaquen en este concurso”, dijo.

En ese sentido aseguró que las alcaldías ya están desplegadas en cada barrio para que las comunidades puedan aportar mayores ideas.

Al mismo tiempo, informó que ya se han limpiado cauces, parques, andenes y junto a esto, se ha desarrollado una campaña casa a casa, en la que el liderazgo sandinista de los barrios, el Movimiento Ambientalista Guardabarranco y el Ministerio de Salud han venido creando mayor conciencia.